Compartir
Publicidad

Sony QX10 y QX100: con las nuevas Smart Lens, las cámaras que se quedan en lo básico

Sony QX10 y QX100: con las nuevas Smart Lens, las cámaras que se quedan en lo básico
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parecía que en ese mundo a medio camino entre la fotografía y el móvil ya lo habíamos visto todo o casi todo; desde los Ultrapixeles de HTC hasta el sistema PureView de Nokia, pasando por el Galaxy S4 Zoom o las cámaras Android de Samsung, pero estábamos equivocados; aún nos quedaban sorpresas por ver.

Y nos llegan de la mano de otra de las marcas que más se ha preocupado por potenciar la fotografía móvil, la japonesa Sony que, si bien ha dejado ver unos días antes de tiempo los dos miembros que por el momento tiene su nueva familia de gadgets, ha elegido la IFA de Berlín de este año como lugar para presentar en sociedad las QX10 y QX100.

Y ahora, sí aún quedan despistados que no se hayan topado por la red con estos dos “inventos”, toca explicar que, en contra de lo que se podría pensar por su aspecto, las QX no son objetivos acoplables, sino cámaras completas... o casi, aunque Sony las denomina Smart Lens.

SonyQX4

Porque, aunque estemos acostumbrados a ver siempre, o casi, cámaras compactas de aspecto más o menos rectangular, Sony ha preferido dotar a sus nuevas criaturas con esa forma de objetivo, dejando como verdadera peculiaridad el hecho de que carecen de pantalla o visor alguno y deben emparejarse a un smartphone para tenerlo.

El hecho de no tener un visor no quiere decir que no puedan disparar por sí solas, pero es junto a nuestro teléfono y la correspondiente aplicación cuando cobran su verdadero sentido y muestran todo su potencial, como muestra esta foto promocional de Sony, siendo posiblemente (habrá que usarlas para ver lo que dan de sí) uno de sus fuertes el poder sacar partido de perspectivas imposibles con una cámara compacta, reflex o sin espejo convencional.

SonyQX3

Las QX se emparejan al móvil bien mediante WIFI o por NFC y es gracias a la app Playmemories, que se puede descargar tanto en Android (no sólo en teléfonos Sony) como en iOS (también tablets) que las cámaras adquieren toda su funcionalidad, no sólo permitiéndonos ver el encuadre antes del disparo, ajustar zoom o usar los controles manuales de la QX100, sino también permitiéndonos enviar las fotos al smartphone para que las almacene, puesto que las QX disponen también de la posibilidad de usar tarjetas Micro SD y Memory Stick.

SonyQX6

En cuanto a sus capacidades fotográficas, las QX se presentan bien diferenciadas, quedando por encima la QX100, de la que podemos esperar grandes cosas gracias a su lente Carl-Zeiss Vario Sonnar T de siete elementos, su ISO entre 100 y 25600 y su gran sensor de 1 pulgada y luminosidad f1.8-4.9, aunque en zoom se quede algo más corta que la QX10, con tan sólo 3.6x frente a los 10 de su hermana pequeña, que tan sólo tiene un sensor de 1/2.3 pulgadas, una luminosidad de f3.3-5.9, ISO entre 100 y 12800 y una lente G, también de 7 elementos, siendo quizás el punto más criticable en ambos modelos el hecho de no contar con el RAW como un posible formato de almacenamiento, quedándonos sólo en el JPEG, lo cual recorta bastante las posibilidades más “profesionales” de estos accesorios, aunque, quede claro, estamos hablando de cámaras que se podrían incluir en el segmento de las compactas.

Las QX cuentan también con capacidad de grabación de vídeo, aunque en este punto no sean demasiado brillantes, y sólo almacenen en formato MP4.

SonyQX2

Por lo que a su forma de uso respecta, como decíamos antes, por un lado tenemos la posibilidad de usarlas a distancia, completamente separadas del móvil (e incluso sin él) y por otro podemos unirlas a éste mediante el correspondiente accesorio que Sony pone a la venta junto a ellas y que, además de hacerlas más manejables, les da un aspecto y forma de uso mucho más familiar para cualquiera que se haya enfrentado ya al mundo de la fotografía.

Gracias a sus baterías recargables por medio de cable micro USB, las QX100 y QX10 podrán contar con unas 25 horas de uso, una autonomía quizás algo escasa para unas cámaras que se deshacen de un elemento tan hambriento de energía como es la pantalla.

Y, como es costumbre en Sony, junto a las QX se pone a nuestra disposición toda una amplia gama de accesorios, como fundas y soportes para diferentes smartphones, para que se ajusten realmente a nuestras necesidades (y bolsillos, claro).

SonyQX5

En cuanto a ventajas y desventajas, por un lado, tenemos que sus pesos son de 179 y 100 gramos para la QX100 y la QX10 respectivamente; no demasiado a la hora de llevarlas de acá para allá, aunque muchos somos más de tener tan sólo un dispositivo en el bolsillo, y en este caso ese hueco ya está ocupado por el móvil, que no es imprescindible para usarlas, pero casi. Ya se verá si hay mucha gente dispuesta a echarse encima otro gadget más al salir de casa, por pequeño o ligero que sea.

A eso, hay que sumar la molestia de tener que activar, no un dispositivo, sino dos, a la hora de tomar una instantánea, tarea esta que, sumada al lag que podría causar el enlace entre los dispositivos puede hacernos perder unos segundos preciosos a la hora de tomar esa foto de un momento irrepetible.

Por último, los precios serán de unos 250 euros para la más básica QX10, mientras que el de la hermana mayor, la QX100 se espera no alcance los 500, quedándose entre los 350 y 450.

Ahora, sí ni precio ni los inconvenientes que os hemos comentado os echan para atrás y, sí vuestro smartphone es un iPhone o un Android, que no una Blackberry o un Windows Phone (por el momento), podéis ir haciendo los pedidos desde ya en la página oficial de Sony, para tener a finales de este mismo mes vuestras nuevas QX10 o QX100 y formar parte de esta revolución (o no) de la fotografía.

SonyQX7

En Trendencias Lifestyle | Olympus E-P5, diseño vintage con la última tecnología | Nueva cámara compacta Sony HX50: una cámara para adelantarlos a todos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio