Publicidad

Canon Powershot N, la cámara que quiso robar protagonismo al móvil y a Instagram

Canon Powershot N, la cámara que quiso robar protagonismo al móvil y a Instagram
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Para muchos, el ver Socialmatic fue un amor a primera vista. La cámara que lleva al mundo real el concepto de Instagram de la mano de Polaroid, puede que no sea lo más práctico en cuanto a fotografía, pero es un verdadero capricho que nos mantendrá en vilo, como mínimo, hasta que en 2014 podamos poner nuestras manos en ella y saber si nuestro amor era algo más platónico que práctico.

Pero, mientras llega el momento de la salida de Socialmatic, ya hay algunos avispados tratando de aprovechar la idea y haciéndola algo más práctica a día de hoy. Ese es el caso de la Canon Powershot N, una cámara que no deja de ser una simple compacta (haciendo hincapié en lo de simple) pero que toma prestados algunas de las características hardware conocidas hasta la fecha de la Socialmatic con algunos de los principios más básicos de Instagram.

De entrada, lo que más sorprende de la Powershot N es su diseño casi cuadrado, muy a lo Socialmatic, aunque sin los toques que la asimilan al conocido icono de Instagram que tantos tenemos bien a la mano en nuestros smartphones y con un objetivo mucho más grande, que ocupar casi todo el frontal de la cámara.

Socialmatic

De cualquier forma, y a falta de que Socialmatic se materialice, esta Powershot parece mucho más pequeña e incluso cómoda de manejar, y sin lugar a dudas, está pensada para que no se note que la llevamos en el bolsillo. De hecho, la característica que las diferencia radicalmente es que en la Canon no se pueden imprimir las fotos desde la misma cámara (aquí Polaroid no tiene nada que ver), y eso le permite tener un tamaño mucho menor.

El otro toque que la acerca al concepto Instagram/Socialmatic es la simpleza de uso y los filtros, por supuesto: ¿qué sería hoy día de una cámara que pretende ser simple sin tener unos filtros que la hagan cool? Por eso, la Powershot N, incluye en su software unos cuantos filtros para “redefinir” nuestras fotos completamente, aunque lo más llamativo quizás sea a la vez su mayor virtud y defecto, según quien lo mire: la cámara, al hacer una foto realiza varias tomas y nos propone diferentes encuadres y opciones para quedarnos con la que prefiramos.

Para muchos, esto será una ventaja: es fotografiar sin ningún tipo de complicación o molestia, mientras que para otros será una característica demasiado intrusiva, que hará descartar rápidamente esta cámara como opción.

PowershotN-Trasera

A otras características que la hacen única, como su cuerpo metálico, la pantalla táctil, abatible sólo hacia el frente, o el hecho de que el disparador se encuentre en el anillo de enfoque, hay que unir un zoom óptico de 8x, (por ahora no se conoce el de Socialmatic, aunque todo apunta a que será inferior). Además, podemos grabar vídeo en HD a 1080p y, como complemento para terminar de hacerla una buena sustituta de la cámara del móvil, tenemos conexión WIFI, para poder enviar las fotos a otros dispositivos sin necesidad de engorrosos cables.

En resumen, todo un capricho capaz de calmar a los amantes de los gadgets curiosos hasta la llegada de Socialmatic, no indicado para todos los públicos, por supuesto, sobre todo porque los 330 euros que cuesta no la hacen demasiado asequible para una cámara que trata de ser un sustituto de otra que siempre llevamos encima... aunque seguramente, habrá muchos que prefieran tener algo más de originalidad y calidad en sus fotografías a costa de sacrificar unos euros extra.

Más información | Canon

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir