Compartir
Publicidad

¿Quién dijo qué no quería verdura? Gratén de hortalizas, queso de cabra y panceta. Receta

¿Quién dijo qué no quería verdura? Gratén de hortalizas, queso de cabra y panceta. Receta
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yo soy de las que prefiero la verdura al horno mucho más que cocida, y creo que no soy la única, pues mis invitados siempre quieren que les prepare este gratén de hortalizas, queso de cabra y panceta como el que os traigo hoy.

Esta es una receta sencilla, pero muy vistosa, y en la que si no sois fans del queso de cabra siempre existe la opción igualmente deliciosa de cambiarlo por una buena bola de mozarella de búfala o la panceta por unas lonchas de jamón serrano, quedando un plato de verdura al horno mucho más suave.

Ingredientes para cuatro personas

  • 4 tomates
  • 1 calabacín grande
  • 1 rulo de queso de cabra o 2 bolas de mozarella
  • 6 lonchas de panceta ibérica
  • 30 g de queso parmesano rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Cómo hacer gratén de hortalizas, queso de cabra y panceta

Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Seguidamente cortamos el calabacín, los tomates pelados y el queso de cabra en lonchas del mismo grosor. Salpimentamos las verduras.

Con una de las cucharadas de aceite engrasamos con un pincel un molde redondo de unos 22 centímetros de diámetro resistente al horno. Disponemos alternando una loncha de calabacín y otra de tomate realizando una espiral de hortalizas.

Intercalamos cuando hayamos llenado el molde el queso de cabra o la mozarella entra las rodajas de calabacín. Seguidamente cortamos las lonchas de panceta ibérica en dos y las colocamos dobladas entre las rodajas de tomate.

Regamos todo con la última cucharada de aceite de oliva, y espolvoreamos el queso parmesano rallado. Horneamos durante 30 minutos. Servimos caliente.

Graten Hortaliza Coll

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

El gratén de hortalizas, queso de cabra y panceta es una receta que puede servir de plato único para una comida ligera y sin complicaciones, aunque en ese caso sería conveniente doblar la cantidad de ingredientes. Lo ideal es tomarlo caliente para que el queso se mantenga fundido y tenga todo su sabor, aunque si os sobra, es un plato que recalienta muy bien con un golpe de microondas.

En Trendencias Lifestyle | Receta de pimientos rellenos al estilo griego

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio