Compartir
Publicidad

DIY: Decora unos macarons con rotuladores comestibles

DIY: Decora unos macarons con rotuladores comestibles
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las ventajas de internet es que la información fluye de manera democrática e infinitamente más rápida que por los canales tradicionales. Lo que hoy he descubierto hubiera tardado unos años en llegar a mis manos si no existiera internet. ¡Bendito seas!

Es de estos hallazgos de los que te enamoras a primera vista, se trata de unos rotuladores comestibles con los que podrás decorar lo que te apetezca. De manos de Sugar and Cloth descubre cómo decorar unos macarons con rotuladores comestibles. Aunque como verás con estos rotuladores mágicos podrás pintar las barbas a un pollo o poner ojos a tus huevos fritos.

Ingredientes y utensilios

Decora unos macarons con rotuladores comestibles
  • Rotuladores de colores alimentarios, hojas de azúcar y granillo de chocolate.

Todo el material lo puedes conseguir vía online en Amazon. El rotulador tiene un precio aproximado de tres euros, el juego de 12 hojas de azúcar cuatro y el bote de granillo de chocolate unos tres euros. La caja de 12 macarons tiene un precio aproximado de 12 euros, aunque cuantos más compres más baratos te saldrán.

Elaboración

Decora unos macarons con rotuladores comestibles

Para pintar el kiwi primero haremos la sombras con el rotulador comestible, dibuja una línea alrededor del borde exterior de la parte superior de un macaron verde y, a continuación, difumina dicha línea hacia el centro con el dedo antes de que se seque.

A continuación, dibuja un pequeño óvalo en el centro de la galleta con el mismo verde, y volvemos a difuminar, luego empieza a dibujar líneas finas esporádicas desde el centro hacia el borde exterior, sin llegar a tocar el borde, tal y como vemos en la imagen. Repite el mismo proceso pero un lápiz verde más oscuro, y finalmente haces unos pequeños puntos con el rotulador marrón, ahora solo debes dejarlo secar.

Decora unos macarons con rotuladores comestibles

Para las manzanas, la uva y el limón haremos también una sombra alrededor de los bordes y otra en la parte inferior que se extiende hacia el centro, tal y como vemos en la imagen. Finalmente añadimos un granillo de chocolate a modo tronco y decoramos con una hoja verde de azúcar que pegaremos en el propio relleno del macaron.

Como ves usando las formas geométricas básicas, círculos, triángulos y cuadrados, la técnica de difuminar con el rotulador y el dedo y un surtido de rotuladores comestibles de colores, crearemos la ilusión de estar comiendo una fruta muy suculenta.

Decora unos macarons con rotuladores comestibles

Podrás crear todas las frutas que quieras, me gustaría hacer una sandía, ¿y, a ti?. Aunque quién dice fruta, puede ser cualquier otro diseño que se te ocurra. Ser creativo y añadir color a nuestros platos no es tan difícil como parece, como hemos visto en tantas ocasiones: Sorprende y refresca a los tuyos con estas letras comestibles y Siete recetas de sandía para un verano fresquito.

Vía | Maria Victrix y Sugar and Cloth.
En Trendencias Lifestyle | Aromatiza y da color a tu agua, refrescos y cócteles con hermosos cubitos de hielo con sabores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio