Publicidad

El verano también es relax: música desde la tumbona

El verano también es relax: música desde la tumbona
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando hablamos de música “de verano” siempre pensamos en lo típico, esa canción pegadiza, que a veces comienza gustándote y que antes de que acabe el estío ya has aborrecido, o esa otra que nunca te ha gustado pero que te has visto forzado a escuchar, ya sea porque la radio así lo manda o porque has ido a demasiadas terrazas y fiestas durante la temporada veraniega.

Pero lo cierto es que, como ya habréis podido escuchar gracias a mi compañera Charlie, todos guardamos una colección de temas bien distintos que nos ponen de buen rollo y nos hacen pensar que en vacaciones hay más cosas que escuchar que esa pesada canción del verano.

Yo también las tengo, claro, y esas canciones y temas son precisamente los que hacen tener un buen recuerdo del verano de tal o cual año, pero hay unas cuantas que siempre están ahí, con su sitio reservado. Y en este caso, en esta lista que os voy a mostrar, la cosa es precisamente porque son algo más imperecederas y para escuchar sólo en momentos muy concretos.

Porque esta lista es de temas chill, de esos que vienen bien en una sobremesa ante una piscina, de copas con los amigos a altas horas de la noche, en una terraza privada, cuando lo importante es la conversación, o cuando estás en la arena, ante las olas del mar, con tus auriculares puestos y sólo quieres pensar... Porque el verano no sólo es fiesta, también es relax y desconexión.

Como sabréis, el chill out, como muchos lo han dado en llamar, más que un estilo es una “actitud”, es la búsqueda del relax a través de la música, la forma de hacer íntimos momentos como una puesta de sol o una conversación ante el mar, con los amigos. Por eso, dentro de ese término encontramos a artistas y estilos de muy distinta índole, con un punto en común, los beats están bajo mínimos, y no hay ritmos demasiado acelerados... Lo que llamaríamos downtempo, vaya.

Por eso, cada artista se acerca al chill de una forma diferente. Por ejemplo, como sabréis, son muchos los artistas alemanes u holandeses que se han dejado seducir por la magia de la Isla Blanca. Ibiza no es sólo house, techno y trance, también es chill out. Y ese es el motivo que hace que tantos productores de esos otros estilos más acelerados también tengan sus momentos de relax.

Blank & Jones

Es el caso de los alemanes Blank & Jones, que han tratado de hacerse un hueco en el mundo del trance, y en su día lo tuvieron, pero que, con el tiempo han terminado especializándose en dos líneas, la del revival, haciendo recopilatorios sobre los 80, y la chill, con series como su Relax o su Milchbar Seaside Season.

En Relax, encontramos temas propios del dúo, desde dos puntos de vista diferentes, uno más acelerado y clubber, y otro plenamente downtempo. De el capítulo 2 de aquella serie, nos quedamos con este ‘Balearic Blue’, en el que dejan clara la influencia de Ibiza y de la guitarra española en su música.

De ese mismo disco también podríamos quedarnos con la faceta vocal y menos balear del dúo, con un tema como ‘Loneliness’, en el que canta una compatriota de ellos llamada Bobo. Reutilizado para posteriores discos, sirve como muestra de la música más relajante que el dúo es capaz de hacer, pero no dejéis de escuchar temas como ‘Lightning’ o ‘Desire’ si os gustan estos dos.

ATB

André Tanneberger es otro alemán al que conocemos mejor como ATB, y más que por su chill out, por sus temas trance, como ‘9 PM (Til I Come)’ o ‘Don’t Stop’, pero su faceta tranquila también está ahí, habiéndose plasmado en un segundo CD con temas downtempo originales en cada uno de sus últimos álbumes.

Si la guitarra española es una constante en el chill out, ATB se decanta casi siempre por otro instrumento común en este estilo como es el piano para sus temas más relajados. Y aunque son unos cuantos los ejemplos que podríamos incluir en esta lista, yo me quedo sin duda con ‘Circular Symmetry’ de su álbum No Silence, del 2004, aunque 'Peace Illusion' le juega el puesto y casi se lo arrebata.

Chicane

Ya desde Gran Bretaña, nos llega uno de los grandes, que ha contribuido con un par de himnos a la “cultura Café del Mar”. Me refiero a Nick Bracegirdle, más conocido por el nombre de su proyecto, Chicane.

Aunque quizás lo recordéis sobre todo por su gran éxito hace ya unos años junto a Bryan Adams, aquel ‘Don’t Give Up’ que se hizo dueño de las pistas de baile e incluso de la radio, dos son sus temas de cabecera en esto del chill. Uno es este ‘Offshore’, tema instrumental con el teclado por protagonista que se extraía del primer álbum del artista, Far From The Maddening Crowds, del 98.

El otro, ‘Saltwater’, de su siguiente álbum, Behind The Sun, del 2000, contaba con dos versiones incluidas en aquel disco; una, la original, más clubber, aunque fue la verdadera reina de las puestas de sol, y la otra remezclada por The Thrillseekers, que si que tomaba como la forma de tema chill, aunque seguía presente la seña de identidad más representativa del tema, la voz de Moya Brennan, tomada del tema centra de la película Harry’s Game.

Bent

Sin salir de Gran Bretaña, nos encontramos con Bent, un dúo que lleva en activo desde el comienzos de este siglo, y que en este tiempo ha firmado 4 excelentes álbumes. Lo suyo es la electrónica en general, aunque algunos de sus mejores temas sean bastante relajados.

Quizás su tema más conocido sea ‘Always’, un corte extraído del debut de la pareja, Programmed to Love, con unos ritmos muy a lo Pet Shop Boys de principios de los 90, aunque lo más llamativo sea sin duda el sampling de ‘Always In My Heart’, de Norrie Paramour And His Orchestra, un tema, nada menos que del 62.

Roger Shah

Volvemos a Alemania, de donde es originario Roger Shah, otro amante de nuestra Isla Blanca, aunque reclamado internacionalmente por su faceta como DJ trance. Shah es sobre todo productor y define su sonido como balear, sobre todo cuando actúa bajo el alias de Sunlounger, ya que su música tiene dos vertientes claras, el chill y el trance, y según a cual se dedica usa su propio nombre o el de DJ Shah o el de Sunlounger.

De esta faceta, la de Sunlounger, nos quedamos con este ‘White Sand’, inspirado también en las guitarras españolas y la atmósfera que se respira en las puestas de sol y amaneceres de Ibiza y que también tiene una versión más clubber ya que, Shah también es de esos artistas que lanzan sus discos en formato doble, uno con versiones dance y el otro con versiones chill.

Pero en su lado más clubber, como Roger o DJ Shah, también hay temas relajados que merecen la atención de cualquiera que guste del chill out. Por ejemplo, este ‘Who Will Find Me’, de Songbook, su primer disco bajo este alias allá por 2008, se hacía con el honor de ser tema trance del año (aunque también cuenta con dos versiones) gracias a los oyentes del programa de radio de Armin van Buuren. De cualquier forma, si os gusta esa mezcla de electrónica y guitarras acústicas, es casi una obligación echarle una oída a cualquiera de los tres discos de Sunlounger (por el momento, hay un cuarto en camino).

Talvin Singh

Pero si hay sonidos que hayamos relacionado con el chill out además de los baleares, esos son sin duda los orientales, sobre todo de la India, y ahí entra en acción Talvin Singh. Aunque su lugar de nacimiento sea Londres, su cultura familiar ha influido en su música electrónica.

Aunque haya trabajado con gente como Björk o Madonna o Massive Attack, sus disco propios bien merecen la atención de cualquiera al que le gusten las llamadas músicas del mundo. Este ‘Traveller’ pertenece a su debut, OK, del año 1998, y es la perfecta muestra de lo que se podría esperar de la música de Singh, con elementos tradicionales de la música india así como la electrónica que impregna toda la carrera del artista.

Daft Punk

Por último, un punto actual con los que menos presentación necesitan en estos momentos: Daft Punk. Sí, su música poco tiene que ver con el chill out, pero en su nuevo álbum, Random Access Memories, han colado un ‘Motherboard’ digno de cualquiera de los recopilatorios de Café del Mar.

Los franceses demuestran que el ambient también podría estar en su espectro habitual de composiciones con instrumentos orgánicos y menos electrónica de la que acostumbran a a utilizar, con elementos de cuerda que crecen a la par que lo hace la excelente percusión del que es para mí uno de los mejores temas del último disco del dúo robótico.

Y hasta aquí por hoy. Ya os adelanto que habrá otra entrega la semana que viene, menos extensa y centrada en algunos artistas españoles que se merecen un hueco entre los grandes, pero tampoco era plan de hacer una tesis doctoral en un post.

En Trendencias Lifestyle | No hay dos sin tres, ¿a qué suenan tus días de verano? | ¿Quién dijo que las segundas partes no eran buenas? La banda sonora para verano vol. 2 | La perfecta banda sonora para un verano de 10

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir