Compartir
Publicidad

Las oficinas de Red Bull en Nueva York son sorprendentemente minimalistas

Las oficinas de Red Bull en Nueva York son sorprendentemente minimalistas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nada de lo que hace la compañía de la bebida energética Red Bull es minimalista. Ni la bebida en sí, que no sume en la hiperactividad, ni su logo, tampoco el diseño de su lata (aunque las hay más estridentes) y menos aún las decoraciones de trajes y vehículos de todos los deportes de riesgo que patrocina. Por eso me han parecido sorprendentemente minimalistas las oficinas de Red Bull en Nueva York.

Diseñadas por el estudio INABA, estas oficinas se desmarcan tanto de la imagen que transmite la marca como de la tendencia habitual en el diseño de oficinas, que últimamente buscan hasta el extremos ser originales y llamativas, si bien hay excepciones como las elegantes oficinas de Uber.

En cambio, en estas oficinas se ha tratado de crear un espacio neutro de líneas puras donde predomina el blanco y la luz, aunque sin renunciar al color.

Oficinas Red Bull 2
Oficinas Red Bull 8

Y es que si bien los techos y las paredes son blancas (y el suelo de hormigon pulido gris), a lo largo de la oficina encontramos numerosas piezas de mobiliario en un amplio abanico de tonos pastel, principalmente azules, verdes, violetas y morados, que transmiten energía pero también calma.

Estas piezas de mobiliario, con un aire vintage y normalmente tapizadas en tela, junto con las alfombras también de colores, aportan ese toque de calidez que, de no tenerlo, convertiría a estas oficinas en una cárcel moderna.

Oficinas Red Bull 10jpg

También encontramos esa gama de colores en los vidrios de algunas salas de reuniones, creando un delicado velo que aumenta la privacidad sin comprometer la transparencia ni la fluidez espacial.

Según declaraciones de los diseñadores:

Si el estándar para las oficinas corporativas es crear una experiencia física que refuerce el mensaje de la compañía, entonces las oficinas de Red Bull en Nueva York son la antítesis de esa práctica
Oficinas Red Bull 6

En cambio, las oficinas de Red Bull en Nueva York son un "back to basics", una vuelta al origen, a trabajar con el espacio, la escala, la luz y los materiales para conseguir un lugar agradable en el que trabajar, y no que las oficinas sean un anuncio o parte de la identidad de la marca.

Vía | Designboom
Imágenes | Naho Kubota
Más información | INABA
En Trendencias Lifestyle | ¿Nos echamos un partidillo en las oficinas de One Football?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio