Publicidad

BMW Serie 4 Cabrio: sueños a cielo abierto

BMW Serie 4 Cabrio: sueños a cielo abierto
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy toca confesión: siempre he querido tener un descapotable y, lo reconozco, este es el coche de mis sueños; ni Ferrari, ni Porsche ni cualquier otra marca de superdeportivos alemana, italiana o japonesa. Un “simple” cabrio de techo duro es lo que llevo deseando desde que hace unos años vio la luz el Serie 3 Cabrio y antes lo hiciera el primer Mercedes SLK.

Ahora con la flamante Serie 4 de BMW recién estrenada, a mis sueños les ha tocado modernizarse y cambiar de nomenclatura, pero la esencia sigue siendo la misma, un coupé cabrio medio y de cuatro plazas que aúna la practicidad de un coche de carrocería normal con la libertad que proporciona un cabrio a cielo abierto.

BMW Serie 4 Cabrio 2

Este mismo fin de semana, y tras haber presentado ya a su hermano de techo convencional, el Serie 4 Coupé, BMW presentaba al mundo la renovación del Serie 3 Cabrio cuya nueva denominación, como os decía hace un momento, y al igual que ha hecho la marca bávara con los Serie 1/Serie 2, sirve para remarcar el carácter deportivo de estos nuevos modelos al separarlos de las series de las que provienen.

Cambia el nombre, sí, pero la esencia sigue siendo la misma: el Serie 4 Cabrio es un coupé convertible de espíritu deportivo que puede albergar a cuatro pasajeros con un buen grado de confort.

BMW Serie 4 Cabrio: de coupé a cabrio en sólo 20 segundos

Como en el anterior modelo, su razón de ser es el techo retráctil, ahora mejor insonorizado, que en tan sólo 20 segundos e incluso hasta a una velocidad de 18 km/h nos puede dejar viendo las estrellas o disfrutando del sol. Éste, es de tres piezas y se repliega dentro del maletero, haciendo que su capacidad de 370 litros se quede en 220, aunque añade un sistema que, mediante el mando a distancia de la llave, eleva dentro del compartimento del maletero el conjunto del techo, haciendo más fácil la carga y descarga del mismo y permitiendo acceder a él desde los asientos traseros abatibles.

BMW Serie 4 Cabrio 3

Como en el Serie 3 y en su hermano, el Serie 4 Coupé, el cabrio de BMW se ofrece tanto en motores de gasolina como de gasoil, siendo la oferta inicial de dos motores en la primera categoría, los 428i y 435i, con sus correspondientes versiones manual y automática, y una diesel únicamente, el 420d también en manual y automático. Sus potencias van desde los 306 cv del 435i a los 184 del diesel, pasando por los nada desdeñables 245 cv del 428i. Eso sí, como es de esperar, más motorizaciones, tanto en gasolina como en gasoil se irán uniendo a las iniciales.

BMW Serie 4 Cabrio 4-650

Líneas "familiares" para un coche deportivo

Respecto al Serie 3, el nuevo modelo crece en todos los aspectos siendo algo más largo y ancho que aquel, aunque donde realmente sale perdiendo es frente al Serie 4 Coupé, en el peso, de 230 Kg más, debido al techo retráctil, claro.

Sus líneas no sorprenderán a nadie, puesto que son innegablemente BMW, quedando la parte frontal directamente heredada de la actual Serie 3, en la que el rasgo más característico es la unión de los dobles faros con los riñones de la marca.

BMW Serie 4 Cabrio 5

La línea lateral, presidida por unos característicos respiraderos tras las ruedas delanteras comunes al coupé, es bastante plana y, como es evidente, el techo y la parte del capó trasero del cabrio no lucen la caída que sí se puede apreciar en el coupé. Y en esa parte trasera encontramos unas ópticas que sí se comparten con su hermano de serie, y que, a todas luces recuerdan a la actual generación del Serie 6.

En su interior, las plazas delanteras comparten la comodidad de su hermano de techo convencional, aunque los asientos han sido diseñados expresamente para este modelo y pueden incluir un sistema de calefacción especial, dirigido a la nuca, que se complementa con el sistema autogestionado de climatización pensado para circular con el techo abierto.

BMW Serie 4 Cabrio 8

Es en las plazas traseras de este tipo de vehículos donde la cosa anda algo menos confortable, y este caso es uno más, aunque el lujo inherente a una marca como BMW hace pensar que éstas, estarán resueltas para que los dos pasajeros viajen sin ningún tipo de problema de espacio más allá de la altura libre al techo, que también suele ser algo escasa en este tipo de coches.

BMW Serie 4 Cabrio 9

Un acabado para cada gusto

En cuanto a acabados, y como viene siendo habitual en BMW, el Serie 4 Cabrio se ofrece en los llamados Sport Line, Luxury Line y Modern Line, cada uno reforzando un aspecto diferente (deportividad, lujo y lo que podríamos llamar un equilibrio entre ambos) que se pueden además rematar con el kit deportivo M.

BMW Serie 4 Cabrio 6

El Serie 4 Cabrio se redondea con extras tecnológicos como la conexión a internet que ya hemos visto en los modelos más recientes de la marca, luces adaptativas, suspensión deportiva variable, el Driving Assistant Plus o el Head Up Display que proyecta la información que en todo momento pueda necesitar el conductor directamente en el cristal del parabrisas, evitando que éste tenga que bajar la cabeza en ningún momento.

BMW Serie 4 Cabrio 7

Ahora vendrá lo malo. Y digo vendrá, en futuro, porque el preció del Serie 4 Cabrio, aún no se ha dado a conocer, y será en ese momento, cuando los que soñamos despiertos con un coche como este, aunque sea en su versión más barata, tengamos que bajar de las nubes y darnos cuenta de que, si bien no es uno de esos superdeportivos italianos, este capricho no está al alcance del común de los mortales.

En Trendencias Lifestyle | BMW sigue apostando por la electricidad: el i8 deja de ser sólo un prototipo | Mercedes Clase S Coupé Concept: amor a primera vista Más en Motorpasíon | BMW Serie 4 Cabrio | BMW Serie 4 Coupé 2013

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir