Publicidad

Pibal: ni bicicleta, ni patinete, sino todo lo contrario

Pibal: ni bicicleta, ni patinete, sino todo lo contrario
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aquello de que las bicicletas son para el verano es ya cosa del pasado. Las bicis son para la ciudad: no hay más que darse una vuelta por centro urbano para darse cuenta de que el vehículo no motorizado por excelencia gana cada día más adeptos que se deciden a dejar el coche en casa, ya sea por ahorrar, por hacer algo de ejercicio en los desplazamientos, por ecología o simplemente por comodidad para moverse entre el masificado tráfico de las grandes urbes.

Por eso, las bicis cada vez nos sorprenden menos. Da igual que sean plegables y casi quepan en un bolso; que sean eléctricas y capaces de alojar minúsculas pero potentes baterías en el interior de sus cuadros, que simplemente sean de aire retro o que realmente tengan más años que matusalén… ¿o quizás si queden bicicletas capaces de sorprendernos?

Pues se ve que sí, o al menos sí es Philippe Starck el que está detrás del asunto, porque sólo a un diseñador como él se le ocurriría mezclar la bicicleta con el concepto de scooter y llevarlo a la realidad.

La criatura lleva por nombre Pibal y se ha desarrollado junto a Peugeot para renovar el parque de bicicletas públicas de la ciudad francesa de Burdeos, en la que pronto habrá nada menos que 3000 de estas ingeniosas bicis rodando.

Pibal-2

Y sí el concepto en principio puede parecer algo más complicado de lo que realmente es, pero la cosa es tan simple como poner a una bicicleta la plataforma para los pies de un patinete, y ya tendremos una de estas Pibal.

Con ella, podremos circular por la ciudad, simplemente pedaleando o bien, si hay que esquivar tráfico parado por ejemplo, dejar los pedales para más tarde y apoyar un pie en la plataforma e impulsarnos con el otro: como en un patinete de los de toda la vida, vaya.

Para redondear la idea, tenemos su diseño, cuidadísimo estando en manos de Starck, claro; con aires retro (dentro de lo retro que puede ser una idea como esta) y mezclando el gris para el cuadro y un llamativo amarillo para las ruedas.

Pibal 3

Y sí, ya sabemos que la Pibal haría las delicias de todo el que tiene los mandamientos hipster sobre la mesilla de noche, pero se siente: no está a la venta como tal. Como digo, para darse una vuelta en una de ellas, al menos por ahora hay que irse hasta Burdeos… que tampoco es mala excusa para inventarse un nuevo tipo de turismo: el turismo ciclista, (que no cicloturismo) ¿no?

En Trendencias Lifestyle | Barcelona Brompton, la bicicleta 'city inspired' más llamativa | Amelie, una bicicleta especialmente diseñada para chicas | Las bicicletas son para el verano... ¡y para ir de picnic!

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios