Compartir
Publicidad

Vessyl: los vasos también quieren ser inteligentes

Vessyl: los vasos también quieren ser inteligentes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si pensabais que la "inteligencia” ya había llegado a todos los gadgets de nuestras vidas quizás a los que podía llegar, es hora de repensarse las cosas, porque aún no debéis conocer Vessyl, el vaso inteligente, al que para ser más cool, quizás debiéramos llamar “smartglass”.

Si, habéis leído bien un vaso… Con sensores, como los smartphones, los relojes o las pulseras. La idea tiene muy buena pinta, aunque con sus peros, claro.

Vessyl

Vessyl nos propone un recipiente cuyo tamaño lo deja a caballo entre un vaso grande o una botella pequeña, que presume de diseño, firmado por Yves Behar, y colores, hasta 8 diferentes aunque eso no es lo más importante, ya que lo podemos encontrar en otros recipientes.

Lo que realmente hace especial a Vessyl es lo que lo convierte en un gadget, sus sensores, capaces de analizar a nivel molecular lo que bebemos. Así, el vaso, además de conocer lo que estamos bebiendo en cada momento, sea café, vino o agua, puede recopilar datos sobre las calorías que nos metemos en el cuerpo desde él, puede saber si nos estamos pasando con el azúcar o nos estamos quedando cortos de proteínas, por ejemplo.

Vessyl 3

Por supuesto, todo esto se ve y se recopila en la aplicación móvil correspondiente, aunque también existe una pequeña pantalla LED en la parte baja de Vessyl en la que se pueden consultar algunos de los datos que extraen los sensores, incluida la bebida con la que lo llenamos en cada momento (como si no lo supiéramos).

Vessyl es un “dispositivo” muy resistente, pensado para traer y llevar, así que, su objetivo principal son los deportistas, aunque gente que necesita tratamientos médicos muy concretos también podría sacarle provecho a la idea.

Ahora bien, como insinuaba al principio, Vessyl tiene sus inconvenientes. El primero de ellos es obvio: ¿os imagináis teniendo que poner a cargar también la botella de agua? Pues es lo que hay; Vessyl tiene autonomía para unos 5 ó 6 días, pero necesita de una hora de carga cuando se le acaba la batería.

Vessyl 4


El otro también os lo podéis imaginar: el precio. 119 dólares por un “termo” para salir a correr quizás sea demasiado dinero para la mayoría de los mortales, por muy bonito que sea el diseño, aunque la tecnología que lleva dentro Vessyl realmente lo valga.

Vessyl 1

Pero, si estos problemas no hacen que te quites de la cabeza hacerte con uno, sólo te queda saber que Vessyl se puede pedir a través de la página web del producto, y que está apunto de ser enviado a los que lo solicitaron en una primera ronda de pedidos, si bien allí avisan de que la segunda ronda saldrá hacia sus compradores en breve.

En Trendencias Lifestyle | Nadie se quiere quedar sin cuantificar: Microsoft entra en juego con Band Sitio oficial | Vessyl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio