Publicidad

Una de las propuestas gastronómicas más originales de Chueca está en Oribu Gastrobar

Una de las propuestas gastronómicas más originales de Chueca está en Oribu Gastrobar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Sabéis lo que significa Oribu en japonés? ¿No? Pues yo sí, significa oliva y además es el nombre del nuevo Gastrobar que podéis encontrar en el número 10 de la calle Barquillo en Chueca. Como todos sabéis este barrio acoge buena parte de las últimas tendencias gastronómicas en Madrid y Oribu Gastrobar las tiene y de las buenas.

Su objetivo es el de conectar dos mundos tan diferentes como son Oriente y Occidente, y es por eso que estoy segura de que os sorprenderá su innovación en la carta, que incluye cocina mediterránea y producto de mercado con pinceladas de la cultura japonesa. En este Gastrobar podemos comer clásicos como tortilla de patatas o rabo de toro, pero cocinados desde un punto de vista realmente creativo.

comedor oribu

Oribu nos ofrece una experiencia gastronómica basada en cocina elaborada y de calidad en un ambiente estéticamente diferencial y delicadamente cuidado, con una puesta en escena casual y divertida. El encargado de trasladar la creatividad que se respira en la carta a la decoración del establecimiento, ha sido el arquitecto Álvaro Oliver Bultó, que ha logrado recrear diferentes atmósferas logrando siempre un lugar confortable, que invita a relajarse y dejarse llevar.

sala barra

Una de las principales características en la decoración es la multiplicidad de ambientes y los contrastes que se consiguen a través de muebles vintage combinados con toques contemporáneos. Hay sillas de madera o metal envejecido y lámparas de aire contemporáneo o pedrería entre otros elementos. Digamos que la fusión va más allá de lo que es la propia carta.

Además el local está dividido en tres plantas. La primera ofrece un lugar idóneo para tomar un una copa o unas tapas, o merendar degustando las exquisitas tartas caseras y el afternoon tea que ofrece el Gastrobar. Cuenta con mesas altas de madera, griferías de antaño, una antigua alacena con su menaje y una barra, como podéis ver en la foto sobre estas líneas.

sotano oribu

Subiendo las escaleras nos encontramos con una encantadora buhardilla más acogedora para una comida o una cena reposadas, con confortables sillones y estanterías de madera caoba. Y en la planta baja se sitúa el comedor, con sus mesas de madera envejecida, y columnas en verde agua.

También hay que destacar el salón privado, un verdadero comedor con chimenea, estanterías con libros, sillones chester y mantas de cuadros escoceses, un espacio ideal para una reunión relajada e íntima. A todo esto se le une una acogedora terraza interior y, próximamente, una terraza exterior en la plaza de Chueca.

huevos y rabo

Si entramos en la cocina al frente de los fogones nos encontraremos con Óscar Horcajo, creador de los excelentes y originales platos que podemos degustar en el Gastrobar. Analizando las propuestas de la carta, podemos empezar por los platos para compartir, como el Jamón Ibérico de bellota o la tabla de Quesos Españoles.

También hay que destacar el rabo de toro deshuesado y crujiente, con hierbas frescas y lechuga Bataviay los huevos rotos de corral con patatas confitadas y atún rojo, ambos los podéis ver en la foto sobre estas líneas. Y será obligatorio probar la tortilla de patatas frita en tempura como le gusta a Chicote, sí, he dicho Chicote y la podéis ver en la foto bajo estas líneas..

tortilla

La carta se completa con otras propuestas como 'Un sushi diferente', los platos 'De Costa a Costa' o las 'Carnes de nuestra tierra', entre ellas por ejemplo el Magret de pato especiado con crema de manzanas y hierbas anisadas, que podéis ver en la foto bajo estas líneas.

Y por supuesto también hay riquísimos postres que de nuevo ponen de manifiesto la creatividad del chef, como la Pannacotta de leche de coco, frutos rojos y helado de violetas, 4 Chocolates en texturas VS 4 Aromas japoneses, la tarta de queso invertida, confitura de frutos rojos y galletas María o la Torrija de sobao pasiego, lemongrass y helado de yogur búlgaro. No sé a vosotros... pero a mi ya se me está haciendo la boca agua.

magret

Muchos de los platos que hemos nombrado también se pueden probar en versión Tapas al momento y en ese estilo tenemos que añadir las Mini hamburguesa 100% presa ibérica con barbacoa japonesa, las Patatas bravas con espuma de alioli y salsa kimuchi o los Langostinos en tempura y espuma de ajillo.

Oribu Gastrobar ofrece además el concepto 'Fancy Food & Cocktail Club', es decir, que nos propone además de la carta una excelente selección de vinos y estupendos cócteles como el innovador CR7 con vodka, frutos rojos, Red bull y lima o el original Oriburey con vodka, licor de sandía, fresa, zumo naranja y azúcar y cócteles sin alcohol, como el Virgin Colada de coco, piña, leche, nata y azúcar.

A los que estáis pensando en ir a probar os interesará saber que el precio medio por persona está entre 25 y 30 euros, pero que de lunes a viernes hay menú del día por 10,50 euros. En cuanto al horario, el local está abierto de domingo a Jueves de 12:00 a 00:00h y los viernes y los sábados de 13:00 a 01:00h. Y si preferís llevaros la comida a casa también tiene servicio take away.

Más información | Oribu Gastrobar En Trendencias Lifestyle | Cocina andaluza reinventada con un toque francés en el restaurante Abbás en Madrid

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir