Compartir
Publicidad

Restaurantes clandestinos donde celebrar tus comidas de Navidad en Barcelona

Restaurantes clandestinos donde celebrar tus comidas de Navidad en Barcelona
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quería preparar una lista de restaurantes para estas fiestas, una lista original y distinta donde celebrar las comilonas de Navidad, desde comidas de empresa, cenas con amigos, fines de año, o reuniones familiares.

Había pensado en las versiones mainstream de los grandes chefs, como son los restaurantes Pakta, Tickets o 41º de los hermanos Adrià, o el La Royale y el L'Eggs de Paco Pérez, y el Shunka de Hideki Matsuhisa, todos ellos chefs con estrellas Michelin que han creado versiones más asequibles de sus cartas originales. Son restaurantes con una oferta gastronómica muy sorprendente y distinta al clásico restaurante, con unos espacios muy bien proyectados, grandes diseños de interiores, toda una experiencia global, donde ofrecen además cocteles, música,... y sobretodo con una relación calidad precio muy buena.

restaurantes clandestinos Barcelona

Pero de muchos de ellos ya hemos hablado en Trendencias así que pensé en algo aún más original, restaurantes clandestinos donde celebrar tus comidas de Navidad, una experiencia divertida y original perfecta para estas fiestas.

Si alguna de tus reuniones es una comida de compromiso, la típica comida aburrida, como mínimo tendrás algo divertido de lo que hablar, sorprenderás a tus invitados y pasaréis un buen rato, sin olvidarte de que vais a comer bien.

Que esté escondido no significa que el restaurante sea ilegal, feo y maloliente, ni que se coma mal, al contrario, lo que se busca es una experiencia nueva para el usuario pero con grandes chefs detrás del negocio.

restaurantes clandestinos Barcelona

El hecho de que tengas que pasar primero por otro negocio para acceder al restaurante, de que necesites contraseña y de que haya un secretismo absoluto, lo hace toda una experiencia emocionante y diferente.

Ahora podrás entrar en una tienda de suvenires y salir comido, como sucede si entras en Chi Ton Souvenirs en el Paseo de Gràcia o entrar en una peluquería y salir lleno. Ambas propuestas son del grupo Urban Secrets, que tras el éxito de su primer restaurante oculto en una tintorería en pleno Eixample el pasado año, han decidido ampliar la oferta.

Sin embargo los lugares escondidos para cenar o comer no son nuevos en Barcelona, el empresario Javier de las Muelas lo hizo en 2002 con su Speakeasy, en el almacén de la coctelería Dry Martini, con contraseña para poder acceder a su selecta propuesta.

restaurantes clandestinos Barcelona

En estos últimos dos años han ido apareciendo distintos formatos más o menos singulares y con el denominador común de fusionar la cocina con otra actividad. El mismo auge vive el fenómeno en grandes ciudades como París, Madrid, Berlín y Londres.

La tintorería Dontell es un buen ejemplo, han creado un disfraz para que el local forme parte solo de un circuito de clientes que lo promocionan por el boca a oreja y desarrollan la sensación de un secreto compartido.

Más accesible es, previa llamada al móvil que encontrarás en su web, el restaurante el Kokun, ubicado en un piso de Gràcia, Xavi Manero, un cocinero profesional y Montse ejercen de anfitriones para máximo 14 personas. Ir rápido ya que abre las puertas de su casa para ofrecer su cocina vasco-catalana una sola noche a la semana.

Kim Díaz tiene un auténtico restaurante clandestino, el Mutis, ubicado en una vivienda del que no se pueden hacer fotos ni hablar demasiado ya que rompería con el secretismo y la sorpresa. Solo algunos afortunados han podido cenar en Mutis como son los actores Robert de Niro, Russell Crowe o Woody Allen. Su dueño asegura que no se trata de si eres alguien importante sino de encontrar un socio que te introduzca y además, claro, gustarle al dueño.

restaurantes clandestinos Barcelona

Otro opción es el Espai Il·lusió, otro restaurante ubicado en un piso, de los hermanos Torres, también son chefs del restaurante Dos Cielos, convierten una simple cena en el privilegio de unos pocos.

Aquí te dejo una lista con todos los que conozco, que no son pocos: Santa Rita, Kokun, Tapioles 53, Clau1771, Clandesti, Thais Torres, Speakeasy de Dry Martini, Fishop, Restaurant Secret, La Contrasenya, Jezebel's Clandestine Dining, Mutis de Bar Mut, Chi Ton Souvenirs, Tintorería Dontell o Dopo de Saltimbocca.

En cuanto a precios no te puedo informar muy bien ya que su clandestinidad imposibilita tener más información, pero si decirte que el Speakeasy de Dry Martini junto al Mutis son los más caros, con un precio medio de 70 Euros por persona. El resto puedes consultar sus precios llamando directamente al teléfono que indica su web.

Como puedes comprobar algunos son más accesibles que otros, unos más exclusivos y visibles y otros auténticos clandestinos en pisos particulares. Aunque estos son los que conozco, seguro que debe de haber más, ya me contaréis vuestras experiencia tras las Navidades.

Pero realmente la clandestinidad no reside en ninguno de estos negocios sino en los restaurantes clandestinos verdaderos, de aquellos que no podemos hablar, para no comprometer su futuro. Son restaurantes en casas particulares, que actúan como negocios aunque a efectos legales, no lo son.

Más información | Tintorería Dontell, Jezebels, Speakeasy, Santa Rita, La contrasenya, Urbansecrets y Kokun. En Trendencias Lifestyle | Cinco restaurantes para celebrar la Navidad con amigos en Madrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio