Publicidad

Nuria, disfrutando de la comida etíope en Malasaña

Nuria, disfrutando de la comida etíope en Malasaña
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En mi último viaje para visitar Casa Decor Madrid 2014 aproveché, como siempre, para conocer algunas tiendas y restaurantes en los que hasta ahora no había tenido ocasión de ir, algunos los llevaba en mi lista de sitios por ver, otros surgieron de forma improvisada y en concreto Nuria, el restaurante etíope de Malasaña fue uno de los que me sorprendió más gratamente. Nunca había comido en un etíope y la experiencia me ha encantado.

La verdad es que no teníamos previsto ir a cenar allí, pero no habíamos reservado mesa en el restaurante que queríamos y como suele pasar, no había ninguna libre, así que una cosa llevó a la otra y acabamos cenando la mar de bien una riquísima comida etíope. Al no conocer mucho de la carta decidimos pedir el menú degustación, también por recomendación del personal que por cierto es muy amable, el menú incluye entrantes, plato fuerte combinado con carnes diversas y comida vegetarina, postre y bebidas.

etiope-nuria-degustacion.jpg

La verdad es que al entrar no pensé que al entrar no pensé que daría para un post, siempre me fijo primero en la decoración y no es exactamente étnica, más bien un poco kitsch... además el restaurante está en un primer piso y no es de los cuquis que a mi me suelen entrar por la vista. Pero después del trato recibido, de probar un montón de sabores diferentes y de que estuviese todo tan rico, he pensado que os lo tenía que recomendar.

Como entrante tomamos Sanbussa, una masa crujiente rellena de carne y de vegetales y para acompañar pedimos cerveza etíope. La cerveza etíope no va incluida en el menú degustación, la hay que pagar a parte, pero aún así, con todo, salimos a unos de veinte euros por cabeza. Además hay otras bebidas que sí van incluidas como el vino de miel y lógicamente agua y refrescos.

etiope-nuria-comida.jpg

El momento más interesante llega con el plato fuerte, aunque en el restaurante te proporcionan cubiertos para comer, lo suyo es comer con las manos y la manera correcta de hacerlo es cortar un trozo de pan etíope, que podéis ver en las fotos, y envolver con el la comida. Además viene servida en un recipiente de estilo étnico y colores alegres muy curioso.

En el gran plato para compartir viene un poco de todo, ternera, cordero, pollo, huevo, arroz, ensalada, verduras, patatas... vamos que si no te gusta una cosa te gusta la otra. Solo hay que tener cuidado con el picante, algunas de las salsas pueden ser peligrosas para los que no puedan con los sabores fuertes.

etiope-nuria-postre.jpg

A la hora de los postres, el baklava es el postre estrella y la verdad es que fue uno de los mejores que he probado. Es un postre típico también en otras culturas y lo había tomado en restaurantes de otras nacionalidades, pero este estaba especialmente rico, en pequeñas dosis, lo que se agradece porque es un postre con ingredientes muy contundentes y relativamente suave para lo que es.

En el restaurante se celebra además la ceremonia del café, una parte esencial en la vida social y cultural etíope. Un ritual centenario en el que todo el ciclo de preparación del café se realiza de manera ceremonial. En un rincón del restaurante una joven, ataviada con un vestido tradicional etíope, tuesta los granos verdes de café en un platillo metálico plano sobre un infiernillo y el aroma del café recién tostado invade el local. Sin duda una experiencia de lo más recomendable para aquellos a los que os gusta probar cosas diferentes.

Más información | Nuria
En Trendencias Lifestyle | Cocina andaluza reinventada con un toque francés en el restaurante Abbás en Madrid

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios