Compartir
Publicidad
La palabra Chiringuito no es sinónimo de barato, y el caso de Juan y Andrea (Formentera) así nos lo enseña
Restaurantes

La palabra Chiringuito no es sinónimo de barato, y el caso de Juan y Andrea (Formentera) así nos lo enseña

Publicidad
Publicidad

Restaurante Juan y Andrea, el mejor restaurante en la playa de illetas de Formentera.

No es una afirmación mía, esta frase la sacamos directamente de su página web. Hace unos días, este restaurante (o como muchos lo quieren llamar, chiringuito de playa) tan conocido de Formentera se veía envuelto en una polémica tras salir a la luz una factura que un cliente compartió en sus redes sociales. Bajo el texto Tourist Trap, pronto la imagen se viralizó por las redes sociales y una avalancha de críticas han inundado páginas como TripAdvisor o Yelp. El caso es que estamos mal acostumbrado, y pensamos que chiringuito de playa es muchas veces sinónimo a barato, y eso jamás sucede...

A pesar de que el propio restaurante no se considera como chiringuito, el presentar el local con sillas y mesas de plástico o servilletas de papel hace que muchos así lo consideren. Pero este local es famoso por la farándula que se acerca hasta allí: un día uno puede comer al lado de Paris Hilton y a la mañana siguiente codearse con Valentino y Olivia Palermo. Así es este lugar con unas vistas impagables y unos precios que no son aptos para todo el público.

Juan Y Andrea Formentera 2

La factura de la polémica

Hace unos días Ignacio Villagordo colgaba en su cuenta de Twitter una imagen que hablaba por sí sola. se trataba de una factura del ya citado lugar donde una comida para dos con dos platos a compartir ascendía a más de 300 euros. ¿Ético? Hay respuestas y opiniones para dar y vender. Muchas veces confiamos en nuestra intuición sin prestar atención ni preguntar por los precios del mercado y la sorpresa nos puede fastidiar las vacaciones de golpe.

Facturas Juan Y Andrea

¿Qué hacer para evitar un susto en la factura?

Para evitar sustos como éstos lo mejor es seguir unos pasos si lo que queremos es salvar nuestra cuenta corriente. ¿Los llevarás a cabo?

Juan Y Andrea Formentera 10
  • Cuando tenemos pensado visitar un restaurante del que hemos oído hablar pero que jamás hemos probado lo mejor es preguntar a conocidos y mirar las críticas en internet (las opiniones de usuarios como tú son básicas y el encontrar un precio medio hace que sepamos a qué nos atenemos).
  • Si nos encontramos con el local por el camino, lo mejor es preguntar por la carta y mirar a qué precios oscilan cada uno de sus platos. No importa que nos hayamos sentado en la mesa, si algo no nos convence nos levantamos y nos vamos sin más preámbulos.
  • Preguntar. Preguntar es básico aunque muchas veces nos de corte por el qué dirán (¿?). Es por ello que cuando en un producto no aparece el precio, o nos proponen un plato que no está en la carta lo mejor es que nos lo traduzcan en euros. De los errores se aprende y jamás debemos confiar (ni en un restaurante al que ya hemos ido varias veces). Hace años me encontré pagando a precio de oro (superó los 60 euros) un plato de melón con jamón en Menorca cuando en realidad me apetecía una ensalada que no llegaba los 15 euros.

El verano está para disfrutarlo y no para pasarlo amargamente.

En Trendencias Lifestyle | Dame un Beso (Beach) y tengo el verano solucionado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio