Publicidad

La Candela Restó nos transporta a un universo de sabores y aromas muy especial
Restaurantes

La Candela Restó nos transporta a un universo de sabores y aromas muy especial

Publicidad

Publicidad

La gastronomía tiene en ocasiones un toque mágico, sobre todo cuando es capaz de despertar sentimientos y recuerdos que creíamos olvidados. Esta premisa cobra un significado muy especial en La Candela Restó, un restaurante de Madrid que busca transportar al comensal a un universo de sabores y aromas propio, el de los chefs Álvaro Pérez y Samy Alí, este último de origen sudanés.

Una de las cosas más curiosas de este precioso restaurante madrileño es que en él no hay carta, porque lo que cuenta es dejarse llevar. Se trata de una apuesta personal y valiente que convierte la experiencia en algo absolutamente intransferible. Hay tres menús a elegir en almuerzos y cenas: el Petit Gastro, que ofrece cuatro aperitivos, cinco platos principales y un postre; el Gastronómico, con cuatro aperitivos, siete platos principales y dos postres; y el Gastro Sávaro, que incluye cuatro aperitivos, nueve platos principales y dos postres.

Sala La Candela 5

En La Candela Restó nada ocurre por casualidad, todos y cada uno de los elementos: desde los ingredientes, hasta las vajillas escogidas en anticuarios, pasando por el conjunto de la decoración... Todo forma parte de un juego intencionado que nos quiere transportar como comensales a un lugar muy especial que puede ser desde un bosque remoto hasta una casa que nos recuerde nuestra infancia. Suena bien, ¿verdad?

La decoración es un trabajo de la restauradora Sión Calderón; que también es socia fundadora y co-creadora del ideario de La Candela Restó, aunque ahora más centrada en su catering, ‘Ralladura de Coco’. En cada visita se descubre algo nuevo, ya que hay un montón de detalles muy sutiles y cuidados que no saltan a la vista.

Detalle Silla La Candela

En este restaurante la cocina está marcada por la personalidad y el bagaje de dos cocineros que saben perfectamente lo que quieren. En sus recetas se puede apreciar una creatividad innata que funde la esencia de diferentes culturas sin perder las raíces. La presentación de los platos, bella y singular, culmina las ideas de estos dos jóvenes chefs, a los que se puede contemplar en acción, ya que la cocina está a la vista.

Huevo Quijote Espuma De Miso Y Ajo Perlas De Modena Y Oporto Grosellas Chorizo Picante Piparras Patatas Y Huevo De Codorniz La Candela

Pero os gustará saber cuales son las propuestas... Así que os comento algunas de las más destacadas: Esferificación de leche de tigre con fondo frutal; Bombón de manita de cerdo; Cóctel sólido de gin tonic o Huevos Quijote, espuma miso y ajo, en la foto sobre estas líneas. Son solo algunas de las muchas con las que os van a sorprender si os decidís a probar alguno de sus menús.

Por supuesto la carta de vinos también está seleccionada al milímetro para que podamos maridar nuestra elección de menú con un vino que encaje bien con él y con nuestro gusto.

Coctel Solido De Gin Tonic Candy De Hendricks Espuma De Gel Frio De Pepino Y Tierra De Enebro La Candela

Tal vez muchos de vosotros, aunque seáis de Madrid, no lo conozcáis, porque se trata de un rincón casi secreto, desconocido para el gran público de forma intencionada. Eso es porque precisamente una de sus apuestas es la de mantener un trato íntimo, alejado de las prisas y de multitudes.

Os comento que la sala tiene capacidad para 25 comensales y que su horario es de martes a sábado de 13.30h a 16.00h y de 21.00h a 23.30h. Cierra por descanso los domingos y lunes. Y los precios de los menús son de 53, 67 y 79 euros/persona dependiendo del número de platos de nuestra elección.

Más información | La Candela Restó
En Trendencias Lifestyle | San Wich, el santo grial de los sándwiches y las hamburguesas en Madrid

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir