Compartir
Publicidad

Forte, un trocito de Italia en pleno barrio de Salamanca

Forte, un trocito de Italia en pleno barrio de Salamanca
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Igual si os pregunto cuales son los sentidos importantes a la hora de comer pensáis automáticamente en el gusto, pero además de él también intervienen los otros cuatro. Es por eso que en un restaurante no solo es importante la comida, que obviamente lo es, también es importante el ambiente, la distribución, el mobiliario, la decoración... y eso es precisamente lo que han tenido en cuenta a la hora de crear FORTE, un excelente restaurante italiano en la calle Serrano de Madrid.

Los sentidos del gusto y el olfato los cuidan con cariño Mattia, Andrea y Ranieri, con sus pizzas y sus vinos. Pero del resto se ha ocupado More&Co, con su CEO Paula Rosales a la cabeza, y con la colaboración de la diseñadora y artista Alicia Velázquez. Aunque el local era oscuro y no invitaba mucho a entrar, empezaron por pensar lo que se podía reutilizar y con qué operaciones sencillas se podía conseguir un gran cambio en el espacio... y como veréis en las imágenes, lo lograron.

A 725805extra

Junto con Alicia Velázquez More&Co ha cuidado cada detalle para que el espacio acompañe a la experiencia gastronómica. En esto tienen un papel muy importante los colores. Por ejemplo, el rojo abre el apetito y es por tanto adecuado para la zona de la entrada, el blanco invita a comer de forma relajada en un comedor agradable y el verde es un color natural y fresco ideal para una sobremesa prolongada.

Esta sucesión de colores es la que encontramos en el local, que después de la reforma se ha vuelto más accesible y mucho más agradable a la vista. Además es curioso el detalle de las letras gigantes con el nombre del local que invitan a continuar desde la entrada hasta el fondo, dan ganas de continuar hasta la siguiente.

Combinada 05

Como os comentaba se han reutilizado muchas de las cosas que ya había en el restaurante antes de la reforma, por ejemplo en la imagen sobre estas líneas, podéis comprobar que las butacas son las mismas. Con tapicería cambiada, claro, para darles un aire renovado y sobre todo para aclararlas, que los colores claros en la zona de comedor siempre quedan mejor.

También juega un papel muy importante la iluminación que maximiza la entrada de luz natural, abriendo las ventanas a la calle y al patio interior. Pero como la luz natural no es suficiente, esta luz se refuerza con retroiluminación en las ventanas interiores y lámparas especialmente diseñadas para el restaurante por el estudio More&Co y el taller madrileño Pacaya.

1012925 1506007763007446 4946825136383306095 N 1

El cuidado que se le da al sentido del gusto y del olfato lo podéis percibir en la foto sobre estas líneas. Para el oído se ha instalado en las paredes un chapado de lamas de madera y paneles acústicos, que tamizan el sonido y evitan rebotes y ecos incómodos y de la vista ya hemos hablado largo y tendido en los aspectos relacionados con decoración.

Nos falta el tacto, o no, porque en realidad también está muy presente a través de las texturas de los materiales que son diferentes en los tres ambientes con los que cuenta el restaurante. Al principio, en la zona roja, superficies duras y frías, pero en las zona blanca y verde se vuelven más blandas, rugosas y cálidas.

Fotos | More&Co y Javier Ortega
Más información | Forte, More&Co y Pacaya
En Trendencias Lifestyle | ¿Un italiano de 10 en la ciudad condal? Dolci Parole

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio