Publicidad

Wrap de pollo al curry con cebolla caramelizada. Receta

Wrap de pollo al curry con cebolla caramelizada. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En general, no entiendo muy bien las pasiones que levanta la cafetería de IKEA. Su comida no es ni especialmente barata ni tampoco demasiado buena, y además hay que hacer cola para todo. Sin embargo, sus sándwiches y wraps siempre me han sacado de un apuro a mitad travesía por la tienda, y a algunos como este wrap de pollo al curry con cebolla caramelizada les he cogido tanto cariño que también los preparo en casa.

Ingredientes

  • 4 tortitas para wrap, 2 pechugas de pollo, 2 cebollas, brotes de espinacas, 200ml de nata, 1 cucharadita de curry en polvo, un poco de aceite de oliva y sal

Elaboración

Empezamos cortando las cebollas en juliana (a tiras, vamos) y poniéndolas a caramelizar en una sartén con un chorrito de aceite y un poco de sal. El truco para caramelizar cebolla es la paciencia y el fuego medio. Tapa la sartén, remueve de vez en cuando y déjala ahí pochándose mientras preparas el resto de cosas. No hará falta ni que le eches azúcar.

Con la cebolla a su ritmo, ahora nos ponemos con las pechugas. Corta las pechugas en dos filetes gruesos, sálalas y ponlas a cocer en una olla con agua hirviendo unos 8 o 10 minutos. Escúrrelas y resérvalas.

Ahora, en una sartén, echa un chorrito de aceite, caliéntalo y añade la cucharadita de curry. Rehógalo brevemente y vierte la nata. Lleva a ebullición, baja el fuego y deja que la salsa se vaya espesando, removiendo lentamente de vez en cuando. Luego incorpora las pechugas, empápalas bien con la salsa y apaga el fuego.

Wrap Pollo Elaboracion

Por último, ya solo queda montar los wraps. Pon primero unos cuantos brotes de espinacas, luego el pollo cortado en trozos y por último la cebolla caramelizada. Enrolla al estilo wrap (haciendo un pequeño pliegue antes de enrollar) y ya puedes servir.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Los wraps de pollo al curry con cebolla caramelizada están buenos tanto calientes como fríos. Si vas a guardarlos, envuélvelos con film transparente para que no se deshagan, y luego puedes servirlos cortados en rodajas o por la mitad.

En Trendencias Lifestyle | Sándwich ligero de lomo Sajonia y mostaza de Dijon. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir