Compartir
Publicidad

¡Vaya! En Madrid no hay playa, pero te presentamos tres piscinas para compensarlo

¡Vaya! En Madrid no hay playa, pero te presentamos tres piscinas para compensarlo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ya apuntaba anteriormente, y basándome en la experiencia personal: un verano en Madrid puede ser algo traumático e insoportable. El asfalto quema, tienes 40 grados a la sombra y si abres cualquier red social verás al amigo de turno bañándose en una playa de Cádiz. La vida puede ser muy perra.

Sin embargo, verano en Madrid puede ser sinónimo de cosas buenas: noches interminables, terraceo, cocktails en azoteas y sobre todo, si quieres darte un capricho, piscinas con las mejores vistas de la ciudad. Hoy vamos a seleccionar tres que son tan maravillosas que para nada echarás de menos estar en una cala de Palma de Mallorca con un mojito en la mano. Date un chapuzón en pleno centro, es posible.

Hotel Emperador, un clásico

hotel_emperador_madrid_piscina.jpg

Un clásico en todos los sentidos, porque los salones y habitaciones del emblemático Hotel Emperador (en Gran Vía, 53) por lo visto los decoró un día Agatha Christie y decidieron dejarlo así para siempre. Si te gusta el rollo clásico, fumas en pipa y llevas bastón te flipará el Hotel Emperador.

Sin embargo, lo mejor del Hotel Emperador sólo está disponible en verano para sus huéspedes o para aquellos que quieran pagar 33 euros de lunes a viernes y 40 los fines de semana: su piscina en la azotea.

Y es que esta piscina puede presumir (si es que las piscinas presumen) de tener las mejores vistas de la ciudad. Darte un chapuzón en esa piscina es un lujo, su tamaño es considerable para tratarse de una piscina en un Hotel, es decir, que no creo que sea nunca sede de unos Juegos Olímpicos pero puedes darte unos largos cómodamente, que eso no es una bañera grande.

Room Mate Óscar: piscinal y cocktail

Room_Mate_Oscar.jpg

Situado en la Plaza de Vázquez de Mella, el Room Mate Óscar no ha pasado desapercibido desde su inauguración para los habitantes de la capital, porque además de hotel (eso que a los madrileños poco les interesa, a fin de cuentas, ya tienen casa) tienen restaurante y por supuesto, su terraza, que en verano abre la piscina.

La terraza del Room Mate Óscar, situada en la azotea, es ese sitio donde una primera cita te lleva a tomar un Mojito para sorprenderte. Y a pesar de la fiebre marbellí que ha conseguido llenar Madrid de azoteas con césped artificial y sillones blancos, el horterismo no se ha hecho por completo con esta terraza: merece la pena por las vistas del cielo y los cocktails refrescantes.

Y la piscina, pues lo mismo: su "pool club" cuesta 20 euros media jornada y 40 la jornada completa. Lo que me lleva a desarrollar la teoría de que bañarte en Madrid tiene un precio de unos 40 euros, así, en general.

Hotel NH Sanvy: agua tras las compras

nh-sanvy.jpg

En la calle Goya número 3 se encuentra el NH Sanvy, que por 15 euros ofrece entrada a su piscina para aquellos que no se alojan allí pero llevan todo el día de compras por Serrano. Al no ser tan céntrico y no tener unas vistas tan espectaculares su piscina, más modesta, también está mejor de precio.

Pero oye, no lo podemos tener todo y lo que ofrece el Hotel NH Sanvy no está nada mal: una tranquila azotea interior con solarium para darte un chapuzón y volver al asfalto con otra cara.

¿Y tú? ¿Con cuál te quedas?

En Trendencias Lifestyle | Cinco piscinas únicas de las que no querrás salir

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio