Compartir
Publicidad

Cómo hacer una limonada casera perfecta. Diez consejos

Cómo hacer una limonada casera perfecta. Diez consejos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en bebidas refrescantes, sin alcohol, para el verano, probablemente entre las primeras que se nos vengan a la mente estará la limonada. Una buena limonada casera es un imprescindible en las comidas y meriendas de verano, en fiestas y celebraciones especiales o incluso para llevar de picnic a la playa o al campo.

El caso es que hay que saber hacerla, es muy fácil, pero como todo hay una serie de trucos que ayudan a que salga mejor. Si habéis probado limonada varias veces en sitios diferentes, habréis comprobado que en unos sitios no siempre sabe igual, a algunos les sale mejor y en Trendencias Lifestyle os queremos ayudar a que vuestra limonada sea perfecta con diez consejos.

limonada 2

  • Si puedes coge los limones directamente del árbol. Hay que elegir limones de buena calidad. No todos los limones son iguales y si no podemos cogerlos nosotros mismos del árbol, que sería lo ideal, deberemos comprarlos en una frutería de confianza que nos ofrezca unos de buen sabor.
  • Hay que comprar muchos limones. Aunque parezca que son muchos seguro que no son demasiados, en realidad de cada limón no se consigue tanto zumo como a primera vista puede parecer.
  • Olvídate de la nevera. Los limones deben conservarse a temperatura ambiente para que mantengan su sabor, ya buscaremos la forma de enfriar la limonada después de hacerla.
  • No pares de hacer zumo, aún no es suficiente. Al exprimir los limones hay que hacer bastante zumo, hay que tener en cuenta que después lo hay que colar y parte del volumen inicial se quedará con la pulpa.
  • A la hora de endulzar el azúcar es buena opción, pero no la única. El azúcar granulado es difícil de disolver en algo frío, el azúcar glacé endulzará y se notará mucho menos. También puedes usar miel, sacarina o algún jarabe dulce de tu elección.
limonada 3
  • Prueba a añadir otras frutas. Muchas frutas combinan a la perfección con el limón, en concreto las fresas le dan un toque excelente y un color precioso a la limonada.
  • Se original a la hora de enfriar .Puedes congelar limonada en cubitos previamente o utilizar fruta congelada para enfriar.
  • Elige un recipiente adecuado. Si has hecho una limonada con tanto esmero, no lo estropees ahora colocándola en una jarra cualquiera, mejor con tapa para que mantenga su sabor y para que sea más fácil de transportar. Y ya puestos busca una jarra bonita especialmente para ella.
  • Si vas a servir la limonada en una fiesta, prepárala y adórnala de acuerdo con la comida que vayas a servir o incluso con el estilo de la fiesta si es temática.
  • Calcula bien las cantidades. Sería una pena que no todos los invitados puedan probar tu rica limonada. Cómo mínimo necesitarás un litro por cada cuatro invitados y eso solo les dará para un vaso, así que mejor hacer un poco más.

Los vasos grandes y anchos son los más adecuados para servir la limonada, puedes añadir en el vaso una rodaja de limón o media fresa y una hojita de menta o de otra hierba aromática. Y coloca también una pajita de color, aunque al final mucha gente no la use para beber, las fotos que hagas para subir a la red quedarán mucho más bonitas. Espero que os hayan gustado los trucos, si vosotros también tenéis alguno especial para la limonada no os olvidéis de compartirlo en los comentarios.

Vía | Design Mom En Trendencias Lifestyle | Cómo hacer un hot dog al estilo de Chicago

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio