Compartir
Publicidad

La destrucción como parte del proceso de creación de una lámpara, tan absurdo como cierto

La destrucción como parte del proceso de creación de una lámpara, tan absurdo como cierto
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada uno tiene sus gustos y los diseñadores ya no saben lo que inventar en cuanto a personalización. Que digo yo que está muy bien que a partir de una idea general se le deje elegir al usuario combinación de color, tamaño o incluso configuración en el caso de piezas modulares, pero de ahí a mandar la lámpara con una piedra para que el cliente la rompa al gusto...

Pues sí, como lo leéis, en Dragos Motica se les ha ocurrido fabricar para Ubikubi una lámpara en la que la destrucción forma parte del proceso de creación, la lámpara se le envía al comprador entera pero con una piedra para que el pueda golpearla y romperla tanto como quiera. Tal vez pueda ser una buena práctica antiestrés, pero en decoración yo no lo acabo de ver claro.

slash-lamp-concrete-lighting-parts.jpg

Seguro que alguno de vosotros ha desgastado a propósito más de un vaquero nuevo para romperlo, pues el concepto en este caso es algo parecido, aunque yo lo veo un tanto diferente. Otra cosa curiosa es el nombre de la lámpara que se llama "/" y bueno, en realidad nosotros decidimos si romperla o no romperla, que obligatorio no es, simplemente la piedra viene ahí a modo de sugerencia.

slash-lamp-concrete-lighting-breaking.jpg

Pero sí, la idea es que cojas la piedra y saques tu lado más destructivo y te pongas a golpear hasta que la lámpara tenga la apariencia que realmente te guste. Yo ya os puedo anticipar que yo no tocaría la piedra nada más que para ponerla como adorno o pisapapeles en otro sitio, que a mi lo de romper las cosas nuevas no me gusta nada, pero a vosotros, ¿qué os parece la idea?

Vía | Design Milk
Más información | Dragos Motica y Ubikubi
En Trendencias Lifestyle | Una lámpara inspirada en las ilustraciones de M.C. Escher es el complemento perfecto para tu hogar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio