Publicidad

Tienes la oportunidad de mirar a los ojos a Marina Abramović en Londres

Tienes la oportunidad de mirar a los ojos a Marina Abramović en Londres
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos cuantos meses nos colaron un meme. Otro de tantos. Seguro que recuerdas haberlo visto en tu muro de Facebook, quizás incluso lo compartiste, es posible que te emocionases al verlo. El vídeo, que se volvió viralazo, tenía un título llamativo: "¿Qué pasa si el amor de tu vida vuelve 20 años más tarde?". En él veíamos a dos personas, ella es la artista Marina Abramovic, él, su antiguo compañero de trabajo y amante Ulay. El vídeo está sacado del documental del año 2012 "The artist is present" dirigido por Matthew Akers y Jeff Dupre quienes siguieron el proceso y preparación de la artista serbia para uno de sus proyectos más ambiciosos: una retrospectiva de su obra en el MoMa de Nueva York que contaría con una performance muy especial, la propia artista estaría presente durante tres meses, sentada en una silla y enfrentándose a la mirada del público. Un proyecto ambicioso, especialmente, como apunta en el documental la artista, si tienes 63 años, que ya no eres ninguna jovencita.

¿Por qué ese vídeo fue un meme? Sencillo, porque si véis el documental, en el que Marina Abramovic habla de toda su carrera, desde sus orígenes, hasta hoy y por supuesto habla de los tiempos en los que trabajó junto a Ulay, verás que no es la primera vez que están cara a cara en 20 años, que, de hecho, Marina Abramovic y Ulay, que no terminaron en muy buenos términos, deciden tener una conversación antes de que ella se enfrente a una de las actuaciones más complicadas de su carrera. No le quita mérito, las emociones del vídeo son reales, parece que, a pesar de haber hablado previamente sea mirándose a los ojos y en silencio cuando mejor llegan a entenderse. No es que se miren, es que se dicen mucho con esas miradas. Y, esta es simplemente mi opinión, pero creo que también se perdonan.

Dos años más tarde, la artista vuelve con el mismo proyecto: esta vez será en Londres, en la Serpentine Galleries del 11 de junio al 24 de agosto, el proyecto cambia de nombre: 512 Hours, pero el concepto vuelve a ser el mismo. Verte cara a cara con Marina Abramovic, una de las pioneras en trabajar con su propio cuerpo como forma de arte, en una época donde el arte se compraba y se vendía por sumas millonarias. Marina Abramovic es hoy una de las artistas más influyentes en el mundo del arte, especialmente en performance.

La trayectoria de Marina Abramovic

Marina_Abramovic.jpg

Marina Abramovic es una artista de performance, no podrás comprar su arte, tendrás que conformarte con verlo en directo. Durante su carrera se ha dedicado a investigar y explorar la relación del artista y la audiencia y los límites del cuerpo y la mente, siendo sus obras por ello a menudo muy controvertidas. Su carrera no ha estado exenta de sensacionalismo, ya que, para explorar los límites de los que hablamos, la artista se ha flagelado, ha congelado su cuerpo, ha consumido drogas para perder el control de sus músculos hasta quedar inconsciente y se ha puesto a sí misma en peligro en muchísimas ocasiones.

Su carrera comenzó en la década de los 70 y hoy día es conocida como "la abuela del arte de la performance" por los años que lleva en activo. Sus performance son pruebas, experimentos, en los que la propia artista conecta con la audiencia para explorar nuevos territorios. Algunas de estas pruebas han sido especialmente brutales, una de las más conocidas es Ritmo 0 y fue realizada en 1974: la artista quería comprobar los límites de la relación del público y el artista, para ello, adoptó un rol pasivo, sentada, colocó a su lado una mesa con 72 objetos que el público podía usar con ella libremente de la manera que quisieran, ella no opuso ningún tipo de resistencia: entre esos objetos se encontraban algunos que podían provocar placer, como plumas o flores y otros para provocar dolor como unas tijeras, cuchillos e incluso una pistola cargada. Durante seis horas la artista permitió que el público utilizase los objetos sobre ella libremente.

Aunque en un principio el público fue piadoso con ella, incluso tímido, muy pronto comenzaron a provocarle dolor, utilizando los objetos antes mencionados en su contra, hasta el punto de que un espectador apuntó a la artista con la pistola. Cuando la performance terminó, Marina Abramovic volvió a ser ella misma y el público huyó de ella, aterrados, según la artista, el público no pudo confrontar la realidad de lo que habían estado haciendo.

La experiencia que aprendí fue que... si se deja la decisión al público, te pueden matar... Me sentí realmente violada: me cortaron la ropa, me clavaron espinas de rosas en el estómago, una persona me apuntó con el arma en la cabeza y otra se la quitó. Se creó una atmósfera agresiva. Después de exactamente 6 horas, como estaba planeado, me puse de pie y empecé a caminar hacia el público. Todo el mundo salió corriendo, escapando de una confrontación real.
Marina_Abramovic.jpg

Marina Abramovic nace en Belgrado en 1946, es hija de guerrilleros yugoslavos y sus primeras performances fueron la manera que tuvo de rebelarse contra su estricta educación y la cultura represiva de su gobierno.

En 1975, después de haber realizado proyectos en solitario, conoce al artista Ulay y deciden unirse sentimental y profesionalmente. Realizan muchas perfomance, fue uno de los momentos más prolíficos en la carrera de ambos: Death self (1977) fue una de sus performance, donde unieron sus bocas y pegaron micrófonos en sus gargantas hasta llegar al límite de la asfixia, ya que sólo intercambiaban dióxido de carbono.

En Rest Energy (1980), Ulay sostenía un arco gigante cargado con una flecha y apuntando al corazón de Abramovic, la fuerza de sus cuerpos mantenía la tensión. Los micrófonos fueron testigos de cómo, a medida que se agotaban, su pulso se aceleraba, por miedo a que algo saliera mal.

Su último trabajo en conjunto, "The Great Wall Walk" (1988), consistió en caminar 2000 km a lo largo de la Gran Muralla China, partiendo cada uno de un punto, para encontrarse en medio.

Marina Abramovic también ha realizado óperas, ha hecho performance a modo de protesta y sigue en activo hoy día. la Serpentine Galleries ha decidido repetir uno de sus últimos proyectos, es una buena forma de conocer a la artista, nunca mejor dicho.

Más información | Serpentine Galleries En Trendencias Lifestyle | Hay vida más allá de Banksy, descubre los mejores artistas grafiteros del mundo ¿Estás de acuerdo o añadirías alguno más?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios