Publicidad

Ruralka propone excursiones de ensueño y cestas de picnic llenas de delicias ¿qué más se puede pedir?

Ruralka propone excursiones de ensueño y cestas de picnic llenas de delicias ¿qué más se puede pedir?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si antes digo que ya es hora de colocar la cesta en la bicicleta, antes llega Ruralka con quince planazos para disfrutar a tope del verano, excursiones de ensueño y cestas de picnic llenas de delicias. El picnic es divertido, económico y tiene ese toque de glamour que nos encanta.

Este verano algunos hoteles de Ruralka han decidido abrir sus alacenas y nos muestran sus propuestas de picnic para 2013. Hay ideas para todos los gustos, y para todos los bolsillos, puestas de sol en la playa, picnics en el campo, en la montaña, junto al río, culturales e incluso una cena in the wild en una reserva natural de Portugal.

Excursiones y picnics con puesta de sol en la playa

cala grande almería

Cuando pensamos en verano, pensamos en playa, no podemos disfrutar de ella todo el año, al menos no del mismo modo en que lo hacemos durante las estaciones cálidas y por eso la tenemos en estas fechas tan presente. El hotel Cala Grande, en Almería, nos propone cuatro picnics preparados en una cesta de mimbre con la que disfrutar de la puesta de sol junto al Mediterráneo, sus precios están entre los 28€ y los 36€ por persona.

Villa Marrón, en Asturias, es una preciosa casa de indianos que nos ofrece la posibilidad de disfrutar de su picnic en la cercana playa de Gulpiyuri. La cesta incluye bollo preñado, paté de cabracho, casadiella y una botella de sidra por solo 10€. Castell de la Solana, en Alicante, es una masía clásica que nos propone una excursión en bicicleta por el Vall del Pop o llegar hasta el beach point. Su picnic, en mochila o cesta, incluye hasta la manta para la siesta y su precio oscila entre los 18 y los 25€ por persona.

Excursiones y picnics junto al río

concepcion salamanca

Otra opción estupenda es la del picnic junto al río, la sombra y el frescor en sus márgenes nos ayudan a relajarnos en los calurosos días de verano. El Fuerte de la Concepción, en Salamanca, nos propone un picnic para disfrutar en la Estación de Arte Rupestre de Siega Verde, en los márgenes del río Águeda por 15€. Casa Pepa, en León, nos propone un paseo por Santa Colomba y una merienda junto al río, además de partida de bolos al aire libre, experiencia peregrino por un día o visita a la laguna Cernea. La cesta incluye tortilla, ensaladita, fruta, chocolate y agua por 4€ por persona.

El hotel-monumento El Convent 1613, en Teruel, prepara dos tipos de picnic: el fast picnic y el slow picnic. El primero con un precio de 11€ por persona, es una bolsa de celulosa reutilizable que contiene bocadillo de jamón, tortilla o embutidos, galleta casera, pieza de fruta, zumo y agua. El segundo, que cuesta 39€ para dos personas, incluye mantel, cojines y cesta con embutidos, queso de cabra, tortilla de patata, panecillos, tomates, aceite de oliva, ensalada, magdalenas y bizcochos caseros, café, zumos o agua y cerveza o vino.

Excursiones y picnics de montaña

era cordoba

Pero no todo va a ser agua, en verano también se puede disfrutar mucho del senderismo y la montaña, que nos ofrece maravillosos paisajes y mucho relax. La Hospedería la Era, en Córdoba, nos propone un paseo por la sierra y un picnic basado en producto local y de proximidad, por 20€. Cases Noves, en Alicante, es un hotel con vistas que nos anima a conocer la belleza interior de Alicante, como la Sierra de Aitana o el Valle de Guadalest. Nos proporcionan equipamiento completo: mochila, palos para caminar, cantimplora, kit de primeros auxilios, alfombrilla de montaña, mapa, bocadillo, barrita energética, fruta, té y café, a 6€ por persona.

La Casona de Cosgaya, en Cantabria, está a los pies de los Picos de Europa, en la comarca de Liébana. Desde allí nos proponen una excursión guiada para conocer los parajes más bellos de la zona y una experiencia gastronómica de altura en una carpa con vistas. En una mesa totalmente equipada disfrutaremos de picoteo de embutidos, quesos, pudines y tortillas de patata, caldo o sopa, merluza y carne, postre, bebidas, café e infusiones, cava y chupitos. Esto es lo que se dice un picnic de lujo, así que el precio total del plan es de 140€.

Excursiones y picnics rodeados de historia y cultura

casona caceres

Ir de picnic no está reñido con aprender algo de historia y disfrutar de una experiencia cultural. La Casona de Valfrío, en Cáceres, nos prepara una ruta que pasa por puentes del siglo XVI, calzadas romanas, bosques de robles melojos y regatos de aguas cristalinas. El momento gastronómico del Picnic se llama 'Saboreando Extremadura', su precio es de 40€ e incluye productos locales. La Finca El Cortiñal, en Cáceres, es un antiguo caserío extremeño situado en plena naturaleza. Recomienda disfrutar del pantano de Alpotrel o hacer parada en la ruta de los dólmenes con su 'cesta gourmet' o alguna otra opción de picnic más sencillo.

La Vida de Antes, en Toledo, es una casa típica manchega del siglo XIX desde la que disfrutar de los paisajes de molinos de viento con un pequeño, pero delicioso, picnic a base de agua, zumo, sándwiches, tres piezas de fruta y dulces caseros. Se presenta en bolsas de papel reciclado y el precio es de 14€.

Excursiones y picnics singulares

la salve toledo

Y tal vez creíais que con playa, río, montaña y cultura estaba todo visto, pero no, aún nos quedan otras opciones diferentes. El Caserío de Fatas, en Huesca, está cerca del Pico Anayet que se refleja en el Ibon, un lago producido por el deshielo y de la Peña Oroel con vistas al Pirineo. La cesta de picnic tiene de todo: mantel, pan de pueblo, embutido local, ensalada, fruta y bebida, y es personalizable con bizcochos o tortillas especiales. El Hotel & Spa La Salve, en Toledo, es una quinta con un jardín perfecto para el picnic que se puede disfrutar junto a la piscina, algo sencillo pero delicioso. En ambos casos el precio es de 10€ por persona.

Y terminamos con la propuesta de la Casa da Cisterna, en Portugal, que nos plantea un paseo por el Parque Natural de Douro Internacional o a la Reserva de Faia Brava. El picnic, con su cesta y su mantel, lleva té helado de hierbas del jardín, sandwich de lomo asado con lechuga y tomate, empanada de vegetales o pollo, y postre, por 15€ por persona. También dan una alternativa interesante con su cena 'In the Wild' en una mesa preciosa y llena de encanto cerca del río Çoa y de los viñedos, con un menú de lujo por 80€ por persona.

Si después de haber leído todo esto no estáis ya en el departamento de recursos humanos marcando vuestros días de vacaciones, yo no sé a que esperáis. ¡Qué ganas de verano y qué ganas de picnic! Me gustan tanto todos los planes que aún no sé por cual me voy a decidir, a vosotros ¿cuál es el que más os gusta?

Más información | Ruralka En Trendencias Lifestyle | Las bicicletas son para el verano... ¡y para ir de picnic!

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir