Compartir
Publicidad

Philips DesignLine: amor a primera vista para la televisión que querrás tener en tu salón

Philips DesignLine: amor a primera vista para la televisión que querrás tener en tu salón
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace bastantes años, vemos como Philips, con su línea de televisores Ambilight no sólo se ha preocupado por ser una de las firmas que lanza televisiones con una mayor calidad de imagen al mercado, sino que el diseño también ha estado en su punto de mira, a la par.

De hecho, la línea Ambilight ha sabido fusionar perfectamente la preocupación de Philips por la iluminación, con bombillas y otros elementos centrados en biorritmos y en crear ambientes con la calidad de imagen y el diseño de vanguardia, dejando a sus pantallas al nivel de las de marcas mucho más caras y luciendo elementos que ni siquiera otras marcas ofrecen.

Es el caso de la nueva línea de la marca holandesa, DesignLine, que se centra sobre todo en el diseño, en lucir en nuestros salones como una verdadera obra de arte, sin descuidar en ningún momento el aspecto tecnológico, ofreciendo las características y servicios más punteros que existen en este momento en el mundo de la TV.

Así, además de encontrar una vez más el sello personal Ambilight, con luces que se proyectan desde las partes superior, izquierda y derecha de la TV y que cambian de color según la imagen que nos ofrece la pantalla o según nuestras preferencias, tenemos un diseño en cristal degradado que lleva la televisión hasta el suelo, haciendo que podamos prescindir de muebles o soportes para ella, y con un degradado en el cristal, más claro mientras más se acerca al suelo, que hace de la pantalla otro elemento de diseño más en cualquier lugar en el que se coloque.

DesignLine-Ambilight

Pero, como os digo, la parte tecnológica no se descuida en absoluto en esta Philips DesignLine, una televisión de perteneciente a la gama alta de Philips, dentro de la serie 8000, y cuenta por tanto con el Perfect Pixel HD Engine, procesador de doble nucleo o el inevitable hoy día 3D Full HD, que, en este caso permite incluso ver contenidos que no se emiten en tres dimensiones gracias a su conversor 2D-3D.

Por supuesto, esta es una Smart TV, y como tal, tenemos apps y conexión WI-FI, para poder acceder a internet y a redes sociales, así como hacer videollamadas a través de Skype con una camara accesoria, y acceder a diferentes servicios de TV a la carta y videoclubles.

Redondean la jugada aspectos como su mando a distancia con treclado QWERTY completo, o el hecho de que existan apps tanto para Android como para iOS que permiten el mirroring desde el Smartphone o la tablea al televisor, así como el envío de la señal del TDT de la Philips DesignLine a otros televisores de la casa.

La Philips DesignLine está ya disponible en 55” y 46” y sus precios son de 2.999 euros para la mayor y 2.199 euros para la “pequeña” (que es un decir), unos precios más que razonables para lo que ofrece una televisión como esta.

En definitiva, un nuevo miembro de la familia Philips que hará muy difícil a cualquiera que la vea no querer llevarla a su salón cuanto antes para convertirla en la niña de sus ojos. De hecho, yo ya estoy haciendo cuentas, a ver cuándo puedo hacerme con una de estas joyas del diseño.

Más información | Philips DesignLine | Facebook

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio