Publicidad

Yo leo libros prohibidos

Yo leo libros prohibidos
Sin comentarios

Publicidad

Lucir complementos relacionados con la literatura no está bien visto. Uno puede llevar con orgullo una camiseta de su grupo favorito por la calle con total confianza -excepto al acudir a festivales musicales-, recordar imágenes de la historia del cine y mostrar sus personajes fetiche de videojuego. Pero lucir piezas literarias no está bien visto; el público general -que prefiere el fútbol a los libros, con consecuencias evidentes- encasilla al sujeto de un plumazo en el equivalente moderno del empollón y el gafotas.

Esta pulsera da un paso para ganar el respeto de los no lectores. Entre las portadas de los libros que forman la joya, un rótulo explica la alineación: "yo leo libros prohibidos". Los lectores se verán identificados con títulos como "Matar a un ruiseñor" o el "Aullido" de Ginsberg, lo no lectores valorarán que hayas consumido material que otras personas han decidido que no prosperen. Tal vez de esta forma no veremos a "los mejores cerebros de mi generación destruidos por la locura,...".

Pulsera "yo leo libros prohibidos". Si no quieres ser como ellos, lee. 15 euros.

Más información | Forsman

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir