Compartir
Publicidad

Un carrito de bebés que se pliega solo con un botón

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya sé que aquí todo el mundo es Alonso, o mejor dicho Button, que el piloto español este año ha quedado tercero y ya para muchos es sinónimo de mal competidor. Ellos dicen eso desde el sillón de su casa y perdiendo al Need For Speed, claro. De una forma u otra, lo del carrito de niños no es ninguna broma.

Parece más fácil de lo que es. Al final es complicado controlar a las mil maravillas un carrito de estos. Algunos necesitamos un buen cursillo o dos. Menos mal que hay que piensa en nosotros, los más torpes, y desarrolla prototipos de carritos molones.

Este que vemos es un fuera de serie. Falta que confuzca solo. Le das a un botón y se comprime en un mínimo espacio, le das a otro y se abre, volviendo a la misma posición de origen. En el manillar tiene para aguantar dos bebidas, que ya sabemos que al bebé (y a nosotros) le entra mucha sed. Con cuatro ruedas y una buena protección este modelo de Origami va a ser un top de ventas. Y si no al tiempo.

Vía | Trendsnow

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos