Compartir
Publicidad

Siéntate en una silla de caramelo, o... ¿prefieres comértela?

Siéntate en una silla de caramelo, o... ¿prefieres comértela?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Imaginaos lo que sería tener esta silla de caramelo en nuestra habitación. Sí, caramelo comestible, de ese que cuando te pasas comiéndolo se te caen los dientes. Te sientas y cuando te levantas tienes todo el pantalón pegajoso y media silla se ha deshecho por el calor. ¿Ideal? Es más un detalle para una habitación que algo útil de verdad, pero como en Compradiccion nos gusta el diseño... hay que reconocer que la SugarChair es impecable en este aspecto.

Sí, SugarChair es el genial, único y originalísimo nombre - nótese la ironía - para la silla de caramelo de la que hablamos, la cual incluye muchísimos colores que seguro le darán una alegría a los más pequeños de la casa, eso si no quieren comérsela. Se trata de un diseño de Pieter Brenner en el que ha utilizado 30 kilogramos de azucar y donde lo mejor de todo es que cada silla será diferente, ya que los colores del caramelo así lo serán.

El precio y la fecha de lanzamiento de SugarChair son datos aún desconocidos, pero desde la web oficial hay un formulario para pedir más información al fabricante.

Vía | Decoesfera, Monkeyzen Más información | SugarChair

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos