Publicidad

Matamoscas urbano

Matamoscas urbano
Sin comentarios

Publicidad

Ahora que regresa el calor, los insectos vuelven a aparecer en los patios y las casas rurales desempolvan sus sistemas para evitarlos. El más robusto de todos ellos -no requiere electricidad ni dispositivos de dosificación- es el clásico matamoscas.

Para reflotar el uso y el prestigio de este clásico vean el matamoscas Bye Bye Fly de Giulio Iacchetti. La textura de la pala no es la tradicional rejilla sino una sorprendente adaptación del plano de la ciudad de Milán.

Para matar insectos con estilo. O, más específicamente, para dejarlos hechos un mapa. Disponible en varios colores. 10 euros.

Vía | DesignBuzz Más información | Giulio Iacchetti

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir