Compartir
Publicidad

Luciendo la colada

Luciendo la colada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si hacemos una escala que pretenda determinar la antítesis de lo cool, probablemente encontraríamos muy arriba en la lista "poner a secar la ropa en el interior de casa". Los tendederos portátiles son una pieza que consideramos inmediatamente poco atractiva, no por la pieza en sí, sino por la situación que conlleva.

Pero secar la ropa en interiores -que nunca es un capricho, sino una necesidad- también puede tener buen aspecto. Miren sino el Tendedero Alberto, editado por Casamanía. Dos árboles de polietileno con muescas para las cuerdas que convierten el engorro de la colada interior en un complemento decorativo de primer orden. Para convertir en cool lo no-cool. Porque poner diamantes en móviles de titanio no tiene ninguna gracia. 96,5 x 8 x 181 cm, 316 €

Vía | Chic City Rats
Más información | Sabz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos