Compartir
Publicidad

La primera tragaperras

La primera tragaperras
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Muchos recordareis aquellas máquinas gigantes que solía haber en los parques de atracciones. Yo creo que es la primera tragaperras que recuerdo.

La moneda iba serpenteando por un laberinto hasta caer sobre una montaña de monedas en imposible equilibrio, como si se apoyaran en el aire. Entonces el golpecito era inevitable, a ver si caían, pero los imanes eran demasiado potentes.

Ahora puedes tener tu propia réplica Penny Pusher en miniatura por unos 30 euros.

El inconveniente es que utiliza moneditas de plástico de juguete, la ventaja, que todo queda en casa y podrás darle los golpes que quieras hasta que caigan.

Más información | Firebox

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos