Compartir
Publicidad
Publicidad

I wanna be... romántico

I wanna be... romántico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy dejo a un lado los gadgets y las frikadas de Star Wars para enseñaros mi lado más romántico. Para ser romántico hay que sorprender, y sobre todo, conocer muy bien a nuestra pareja (o futura pareja si consigues hacerlo bien).

El objetivo de ser romántico es conseguir que la otra persona se sienta la más feliz del mundo, y todo porque nosotros estamos con ella. Tengo que aclarar que yo voy a intentar conquistar una vez más a mi novia, pero se puede aplicar perfectamente al revés.

Primeramente, vamos a organizar un viaje. No hay nada más romántico que ir un fin de semana o una semana a una ciudad europea a disfrutar y relajarnos. Las opciones son muchas y variadas: Londres, París (quizás sea demasiado típico, o no), Roma, Venecia, Munich... Debemos preguntarnos: ¿ciudad o naturaleza? ¿Playa o nieve?

Y es que no es lo mismo elegir Zurich o Tenerife (que darse un bañito en Navidad debe ser una delicia). A mí por ejemplo me gusta Londres. Un vuelo de ida y vuelta para 2 personas en pleno diciembre nos puede salir entre 300 y 400 euros, dependiendo de la compañía y horarios (siempre tirando por lo bajo, que hay crisis).

londres viaje

Una vez estemos en nuestro destino, nos vamos al hotel (eso ya depende de la economía de cada uno), intentamos olvidarnos del trabajo, del blog, etc. Y nos dedicamos a disfrutar de la ciudad que estamos visitando. Cámara en mano y hacerse fotos juntos. Eso es importante: cuando hagas fotos, procura que salgáis los dos; eso le dará mayor valor sentimental en el futuro, cuando os pongáis a verlas.

Por otro lado, dejándonos de viajes y centrándonos en las compras, vamos a ayudarnos de algunos clásicos: velas, cena y chocolate. Una noche romántica debe tener esos tres ingredientes.

Tienes que pensar en decorar la casa de velas, de todo tipo y colores (las aromáticas son ideales). También las tienes con esculturas en su interior, que les dará un toque de dinamismo a la cena.

evening with barry white disco

Y hablando de la cena, preparemos su plato favorito, pero sin pasarnos; y la acompañaremos de una buena música de ambiente. Barry White es un buen ejemplo, así que podemos comprar el disco "An evening with Barry White", en la FNAC lo tienen por 12,95 euros. El tipo de música ha de ser siempre relajado, aunque tampoco viene mal que te hagas tu propio disco de música con vuestras canciones favoritas, y si hay que levantarse a bailar alguna canción, pues os levantáis.

mini fondue fresas chocolate corazon

De postre o para más tarde, cuando estéis relajados en el salón, saca un tableta de chocolate. Pero claro, para una ocasión especial, necesitas un chocolate diferente. Donde vivo hay una tienda especializada en chocolates: Cacao Sampaka. Tienen de todos los tipos. Yo por ejemplo compré hace tiempo uno de chocolate blanco con fresas y rosas, y estaba buenísimo, con cada bocado notabas cómo se derretía el chocolate en la boca, fundiéndose todos los sabores en la lengua.

Otra opción es usar una fondue. Piensa en chocolate derretido acompañado de fresas. Ahora mira esta mini-fondue con forma de corazón. Venga, ya tienes todo lo necesario para preparar una noche romántica. Oh, bueno, te falta una cosa imprescindible.

Más en Compradicción | I wanna be Foto | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos