Compartir
Publicidad

Fundiendo Visa: Onitsuka Tiger by Asics Mexico 66

Fundiendo Visa: Onitsuka Tiger by Asics Mexico 66
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta vez no tiré de tarjeta, sino de vale. Unas zapatillas que me trajeron los Reyes, quienes se olvidaron de mi número, me dejaron a cambio un vale por 80 euros para la tienda Serie B de Bilbao. Odio que no te devuelvan el dinero, sobre todo en tiendas tan pequeñas como ésta, en las que al final te tienes que limitar a cinco o seis modelos de entre todos los existentes en el mercado, pero lo que no consigo entender es como únicamente tienen un par de zapatillas de cada numeración y ni siquiera se molestan en conseguirte el que tú necesitas. Creo que ese es el motivo por el que no me gustan los regalos, y es que al final acabo cambiándolo todo.

Empezaba a sentirme ya como en el cuento de la Cenicienta, cada vez que (desde enero) me pasaba por la tienda a ver si había suerte y alguna zapatilla encajaba en mi pie. Al fin, el pasado viernes ocurrió el milagro y salí de allí con mis nuevas Onitsuka Tiger by Asics Mexico 66 en blanco y marrón y sin el maldito vale.

La elección no fue difícil, desde que las ví en el escaparate fui directo a por ellas. Se trata de una reedición de las primeras zapatillas en las que el diseñador japonés incluyó las tiras laterales que hoy en día son logo de la marca y fueron creadas para las olimpiadas celebradas en México en 1966. Un poco de historia siempre les da un aire retro interesante.

Aunque están disponibles en una amplia gama de colores, aquí solo las tenían en un par de ellos así que tampoco tuve que romperme los cuernos a la hora de decidirme por el marrón, ¿ves que bien?

Me las pruebo, ¡eran mi número! y aún mas chulas puestas que vistas en el expositor. Sin embargo había un par de cosas que no me acababan de convencer. En primer lugar, la suela era demasiado fina para mi gusto (medio centímetro exacto) y tenía una especie de almohadillas internas en la zona del puente del pie que me resultaban un poco incómodas, pero aún así decidí llevármelas a cambio del vale y 5 euros que tuve que abonar. Su precio era de 85 euros.

Hoy, justo una semana después, puedo deciros que no me las he quitado desde entonces y que estoy encantado con ellas. Al ser tan finas se amoldan perfectamente a la forma de tu pie sin que notes que te oprimen por ningún sitio. De verdad que creo que nunca he tenido un calzado tan cómodo.

Las almohadillas internas, lejos de ser un inconveniente, con el uso se vuelven más blandas y las hacen aún más cómodas y al tema de la suela, de momento no le he encontrado ningún problema y puede que de cara al verano sea hasta una ventaja, al menos las hace más ligeras, no pesan nada.

Me sorprende que tras una semana de uso sigan con un blanco tan reluciente como el primer día (que era otra de las cosas que me preocupaba). Por cierto, ¿alguien sabe cual es la mejor forma de limpiarlas una vez que se ensucien?

Una compra de la que estoy más satisfecho hoy, que cuando salí de la tienda con ellas en la bolsa. No se me olvidará cuando se las enseñé a mi mujer y me soltó que daban ganas de comérselas, que parecían de chocolate.

Puntuación | 9

Sitio Oficial | Onitsuka Tiger

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio