Publicidad

Cuatro productos 100% Bauhaus

Cuatro productos 100% Bauhaus
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los genios de la Bauhaus nos están hablando para transmitirnos lo mismo de entonces. Establezcamos una nueva cofradía de artesanos, libres de esa arrogancia que divide a las clases sociales...

El mismo día que un viejo sabio me explicaba que los genios de la Bauhaus nos están hablando, un suplemento dominical nos recordaba que la Bauhaus es la tendencia más intelectual de la temporada de otoño en las pasarelas de moda.

Ambas circunstancias me hicieron pensar en algunos productos diseñados por los genios de la Bauhaus. Artículos que siguen comercializándose en las tiendas de la modernidad. Más allá de la inspiración y de los mensajes del más allá. Aquí van cuatro productos 100% Bauhaus.

Cenicero de Marianne Brandt

Cenicero

En el año 1926, Marianne Brandt, estudiante en el taller del metal de la Bauhaus, creó este cenicero. Desde 1985, la firma Alessi lo fabrica como reproducción exacta del original, bajo licencia del Bauhaus-Archiv Berlin.

Wagenfeld Lampe

Wagenfeld

La lámpara de mesa diseñada por Wilhelm Wagenfeld, con la colaboración de Karl Jacob Jucker, sigue siendo uno de los grandes iconos de la Bauhaus. Fue fabricada en serie en la misma escuela hace 90 años. Wilhelm Wagenfeld, su creador, se había matriculado en la escuela un año antes.

Max Bill para Junghans

Max Bill

En 1944 Max Bill incursionó en el diseño industrial, con el diseño de un reloj de cocina para Junghans, firma con la que colaboró durante años. La línea de relojes de pulsera, fabricados en el año 1961, sigue estando entre los relojes automáticos más elegantes y codiciados del mercado.

Ajedrez de Josef Hartwig

Ajedrez

Fue en 1970 cuando Hans-Maria Wingler, entonces director del Museo Bauhaus de Berlín, visitó la fábrica de la suiza Naef y se mostró seguro de haber encontrado a la empresa que reproduciría y comercializaría algunos de los "juguetes" de la Bauhaus. Una vez que los asuntos relacionados con los derechos de autor se habían aclarado, Kurt Naef fue capaz de producir y comercializar el Optischer Farbmischer (juego de mezclas ópticas de colores). Después le llegaría el turno al juego de ajedrez de Josef Hartwig.

Más Información | Bauhaus-Shop (Bauhaus-Archiv Berlin)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir