Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando los libros se empezaron a comprar en formato digital más que en papel

Cuando los libros se empezaron a comprar en formato digital más que en papel
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana hemos asistido a un acontecimiento de esos que marcan un antes y un después. La famosa tienda Amazon vendió el día de Navidad más libros en edición electrónica que en papel, aprovechando los dispositivos que fueron regalados precisamente ese mismo día y las ganas con las que sus nuevos usuarios los empezaron a probar.

Aquí en Compradicción me gustaría centrarme en lo que supone la compra de un libro digital o en formato físico. La edición digital es mucho más barata, la tendremos al instante sin esperar el envío desde el almacén, y nunca se gasta, pues no son más que ceros y unos en un ordenador que pueden descargarse tantas veces como queramos.

Un libro tradicional es un concepto muy diferente. Aunque en esencia el fin es el mismo (leer un ensayo, una novela, un estudio, comedia, lo que sea), tenemos algo físico que podemos tocar, y sobretodo oler y palpar, algo que aunque parezca una tontería es muy importante para muchos. Pero no sólo eso: podemos echarle un vistazo antes de comprarlo (con lo que aquí nos gusta comprar, claro), revisarlo en unos pocos segundos o ir a una determinada página casi de forma instantánea (los actuales lectores de ebooks son algo lentos). Por no hablar de la maravillosa sensación de ver una librería llena de preciosos libros, las ilustraciones, los colores, los olores del conjunto o el simple hecho de buscar qué libro vas a empezar a leer.

Librería libros

Con esto no quiero decir que los libros electrónicos o los libros tradicionales sean mejores o peores. Yo creo que son simplemente diferentes. No creo que en un futuro dejemos de comprar libros tradicionales, si no que posiblemente tengamos algunos títulos en formato digital y otros en tradicional. De hecho, creo que los libros en papel seguirán siendo una fantástica compra para cualquier momento del día, del mes o del año, ya sea para nosotros mismos o como regalo a terceras personas.

Seguramente en los próximos meses empezaremos a ver que las ventas de libros en formato digital suben como la espuma, pues son mucho más baratos y su compra es más sencilla y directa. Pero el libro en papel no va a morir, pues aporta una serie de experiencias al lector que los denominados ebooks ni siquiera serían capaces de imaginar.

Para celebrar la hazaña de Amazon mañana me acercaré a mi librería favorita, a ver si hago algunas compras... de libros en papel, por supuesto.

Imágenes | Flickr de RichardMasoner y de Dawn Endico. Vía | Xataka En Compradiccion | Libros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos