Publicidad

The Joint: hamburguesas buenas, diferentes (¡y baratas!) en Londres

The Joint: hamburguesas buenas, diferentes (¡y baratas!) en Londres
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Existe el mito de que en Londres se come fatal. No, amigos: en Londres no se come nada mal, pero como en cualquier ciudad, tienes que conocer los sitios. De hecho, me atrevería a decir que en Londres se come muy bien: tiene una oferta gastronómica increíble de cualquier parte del mundo. Y si bien es cierto que la comida tradicional inglesa deja bastante que desear (¿Fish & Chips? ¿Vuestro plato tradicional es pescado frito?) siempre puedes encontrar restaurantes fusión (ni cien por cien inglés, ni cien por cien asiático, por ejemplo) donde puedes acercarte más a la gastronomía local sin tener que pagar por comerte unas barritas del Capitán Pescanova.

Así fue como descubrí The Joint: una casa de hamburguesas a las que podríamos llamar gourmet, aunque lo cierto es que los chicos de The Joint no tienen mucha pinta de querer dárselas de gourmet. Para degustar esta delicia tendrás que viajar a Brixton, que está al sur de Londres y que se está convirtiendo poco a poco (gracias a los bajos precios de la vivienda) en un referente de cultura y moderneo, ya que muchos jóvenes (artistas) se están trasladando a vivir allí. Es decir, que Brixton (para los entendidos) es el nuevo Este.

BrixtonVillageMarket.jpg

En Brixton encontramos una mezcla curiosa: la de barrio tradicional y la de cuna del nuevo hipsterismo. La mujer jamaicana que te hace trenzas en mitad de la calle al lado del moderno con barba y (por supuesto) tatuado que pasea a su galgo. Por eso es el lugar idóneo para algo como Brixton Village Market: un "mercado" rehabilitado donde tienes restaurantes cool y tiendas chulas que podría estar en pleno Shoreditch (pero está en Brixton).

Brixton Market está dividido en dos partes: el mercadillo callejero de toda la vida, donde encontrarás los mismos puestos que podrías encontrar en el Rastro y los sitios de comida callejera para los amantes de los grasiento y lo hipercalórico, después tienes la zona de las arcadas, es decir, un mercadillo cubierto que ya parece de postal, ahí es donde se encuentra The Joint, también encontrarás otros restaurantes "cucos" como un francés o un italiano que también tienen buena pinta. Pero hoy hemos venido a comer hamburguesas.

BrixtonVillageBurguers.jpg

Lo curioso de The Joint es que no tienen licencia de restaurante en sí: es decir, que aunque esté abierto hasta altas horas de la noche no te pueden servir bebida, sólo comida. Y aunque tiene unas mesitas fuera (cubiertas por el mercado, es decir, no estás en plena calle) y te sirvan en ellas, se supone que la comida es "para llevar". Esto os sonará raro, pero en realidad es un puntazo ya que puedes llevarte tu propia botella de vino, de sidra o tus cervezas. Allí como mucho te servirán una jarra de agua.

Pero vamos a lo que vamos: sus hamburguesas. Sus hamburguesas son una maravilla: no son hamburguesas tradicionales, veréis que están hechas con carne mechada, tienen un pan riquísimo y vienen con la clásica rodaja de tomate, lechuga y cebolla. No os esperéis una gran carta: en The Joint son muy escuetos, ofrecen seis entrantes que van desde alitas hasta aros de cebolla, pasando por sus deliciosos "hush puppies" que son una especie de samosas vegetales (como veréis, todo muy light) y después pasamos a su especialidad que son las hamburguesas.

Dentro de las hamburguesas encontramos dos tipos: clásica de cerdo o de pollo y asiática de cerdo y pollo también, esta última es la elección perfecta para los amantes del picante. Lo mejor de este sitio es su exquisita salsa: una mezcla de salsa inglesa con salsa barbacoa (nadie sabe muy bien qué lleva y nadie quiere darte la receta) que le ponen a todo. Y como dijo una de mis acompañantes de la velada "esa salsa es pura droga".

El precio de estas completísimas hamburguesas (por completísimas me refiero a que con una ya no necesitas nada más y si compartes entrante menos aún) es de unas siete libras aproximadamente, que para estar en Londres podría tildarse de "barato".

The Joint nació hace dieciocho meses como pop up store de la mano de Warren Dean y Daniel Fiteni que tenían la idea de crear "fast food con un twist". Actualmente se encuentran en el Brixton Village pero también se están extendiendo por toda la ciudad con sus camiones de comida (aquí muy populares), ¿se convertirán en los nuevos reyes de las hamburguesas? Con su salsa, no me extranaría.

Más información | The Joint, Brixton Village Market En Trendencias Lifestyle | Leadenhall Market: la zona muerta de la ciudad más viva de Europa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios