Publicidad

¿Te apetece un masaje... bajo el mar?

¿Te apetece un masaje... bajo el mar?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El mundo del spa ha evolucionado como pocos otros sectores en los últimos años. Cada vez los masajes se han vuelto más sofisticados, se han importado técnicas del norte de Europa, de Asia, se emplean cada vez más productos naturales… Todo con la intención de sublimar la experiencia de darnos un lujo para el cuerpo (y el alma).

Pero el spa que te voy a presentar es realmente único en el mundo. Está bajo el mar, nada más y nada menos que bajo las cristalinas aguas de las Maldivas. Se trata del Spa del Resort Huvafen Fushi… Una joya del diseño contemporáneo, en un enclave único. ¿Te vienes?

Vista aerea

Lo cierto que en superficie Huvafen Fushi es tambien de lo más espectacular. No en vano es el único resort de las Maldivas diseñado por Philippe Starck. Y eso se nota. Su imagen aérea es realmente impactante. De hecho, fue creaado para que, al llegar en hidroavión, despertara un irremediable deseo de no querer salir de él... Parece que lo consigue, ¿no crees?

Villas

Una vez en tierra, te esperan unas impresionantes villas con piscinas privadas que no abandonarías sino fuera porque el auténtico lujo de Maldivas está bajo sus cristalinas aguas. Servicio de mayordomo, suelos de cristal para ver el oleaje, solarium privado con escaleras que se sumergen en el agua... El Paraíso no está tan lejos.

Spa cabina HF

Pero volvamos bajo el mar, como diría Sebastián, de La Sirenita. Allí, bajo la superficie verde menta del Índico es donde se esconde el tesoro más preciado del Huvafen Fushi. Su underwater spa. Sus inmensos ventanales consiguen que, desde cualquier zona (ya sea la recepción o sus cabinas) tengas vistas insuperables al fondo marino. Es como bucear mientras te dan un masaje.

Cabina Doble HF

Y ya, el colmo de la sofisticación son sus cabinas dobles; pensadas para tratamientos en pareja. Mientras comienza el ritual del masaje que elijas (la carta es infinita), verás como rayas, peces payaso y cientos de especies pasan por delante de tus ojos. Hay pocas sensaciones más relajantes y, a la vez, más especiales. Si puedes hacerlo una vez en la vida, ¡hazlo!

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir