Compartir
Publicidad

¿Aceptarías el trabajo más duro del mundo? Ellas sí

0 Comentarios
Publicidad

Hoy en día el ir a una entrevista de trabajo es algo que hay que celebrar. Pocas oportunidades de cambiar de trabajo (o conseguir uno) se abren ante ti así que ya es motivo de jolgorio. Y más si la llamada responde al nombre de Director de Operaciones. No sé a qué se debe referir, pero tan solo con la palabra director todo gana mucho. Los billetes de dólar y euro se te agolpan a la cabeza y te imaginas dentro de unos años encima de un yate controlando el mundo entero. Por ello al llegar a la entrevista uno va más eufórico que nunca.

  • Es un trabajo duro, no hay tiempo para descansar ni para sentarse.

La cosa empieza a pintar un poco mal, ¿ni un solo minuto de descanso? ¿no puedo sentarme para desconectar 30 segundos? Intentas poner cara de que controlas la situación y quieres sacarle el lado positivo de las cosas: ¿descansar? Para eso tenemos el fin de semana. Pero de repente ¡zas! No hay ni fines de semana que valgan ni vacaciones disponibles. Otro chasco que se viene con nosotros. Pero en un intento de ver el vaso medio lleno ¡baboom! El trabajo no se paga. ¡¿Cómo?!

  • ¿Quién aceptaría un trabajo así de insano?
  • Las madres.

De repente las caras de todos los allí presentes (la mía incluida) cambia por completo. Madres del mundo entero aceptan el trabajo sin quejarse y están disponibles de noche, de día y en plenas vacaciones. Son artistas en fruncidos, expertas en medicina y grandes cocineras. Esta entrevista ficticia te demuestra todo lo que llegan a hacer ellas por nosotros y, con la llegada del día de la madre, se merecen un abrazo, un besazo y muchas vacaciones de por medio.

¡Gracias mamá!

En Trendencias Lifestyle | Barcelona Kaleidolapse, la Ciudad Condal como nunca la habías visto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio