Publicidad

Her: me enamoré de una voz

Her: me enamoré de una voz
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Otro viernes más, lo mejor que podemos hacer, además de proponeros unas cuantas canciones que animen la mañana o alguna que otra receta, es que no dejéis escapar alguno de los mejores estrenos que ofrece el cine esta semana.

Y, como hoy tenemos el estreno de otra de esas cintas que no paran de sonar en las quinielas para los Oscars, es inevitable que os la recomendemos, aunque no sea sólo por esas apuestas. También por su director, el siempre llamativo Spike Jonze, por su protagonista, un irreconocible Joaquin Phoenix, por su banda sonora, firmada por los mismísimos Arcade Fire, o, sobre todo, por su argumento.

De sobra sabéis ya que hablo de Her, esa historia de amor a la Jonze que está llenando espacios en el papel de prensa y revistas, en los telediarios y en las marquesinas de todas las grandes ciudades, con su llamativo y sobrio cartel en rojo.

La historia de Her lleva un poco más allá una idea que, para nada es novedosa, pero de la que todos nos damos cuenta que podría ocurrir en un futuro no demasiado lejano: el amor entre hombre y máquina.

Este tema se ha tratado ya en el cine (y en la música, y en los videojuegos, y en la literatura, y…) hasta la saciedad, pero ahora, con un pequeño ordenador en el bolsillo de casi todos nosotros, la cosa parece empezar e tener visos de poder hacerse realidad más pronto que tarde, ayudada por todos esos desequilibrios mentales inherentes a nuestra condición humana.

Y eso es precisamente lo que cuenta Spike Jonze en Her. En una época en la que tendemos a pensar que teclear ante una pantalla es conversar y que ver fotos de nuestros amigos en las redes sociales puede sustituir el estar con gente de verdad, su historia estira un poco esos límites y nos muestra a Theodore, un escritor que compra un sistema operativo inteligente, algo así como Siri o Google Now, los asistentes personales de Apple y Google, y llega a enamorarse de esa voz (la de Scarlett Johansson en la versión original) femenina que hace las veces de amiga en los momentos de soledad.

Al fin y al cabo, Her es una exploración del amor, de las relaciones humanas y del aislamiento en el que muchos viven aún estando rodeados continuamente de miles y miles de personas.

Un argumento más que interesante, porque más de una se verá retratado de una u otra manera y que, de hecho, en Estados Unidos, donde la película ya lleva unas semanas en las salas de cine, parece que está gustando bastante.

Así que, si queréis echar un vistazo a ese inquietante futuro no muy lejano, Her es vuestra película de la semana.

En Trendencias Lifestyle | La Gran Estafa Americana, o cómo no salir estafado del cine Más en Bolg de Cine | Her

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios